El Español
Actualidad
|
Galicia

Los servicios mínimos en la huelga de los médicos gallegos están cubiertos, según Sanidade

El área sanitaria de A Coruña y Cee es la que registra un menor seguimiento, de tan solo el 1,5%
Pixabay

La Consellería de Sanidade y el Servizo Galego de Saúde (Sergas) aseguran que se cumplen los servicios mínimos en materia de atención sanitaria al 100% durante este martes, cuando había convocada una huelga nacional bajo el lema Salvemos la Sanidad a la que se han unido profesionales de Galicia.

Las autoridades sanitarias gallegas indican que la protesta convocada por la organización sindical Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) está siendo secundada en los centros por el 5,5% del total del personal llamado a la huelga esta mañana. El área sanitaria de A Coruña y Cee es la que registra un menor seguimiento, de tan solo el 1,5%; seguida por la de Santiago de Compostela y Barbanza (4,4%); por la de Vigo (5,6%); y la de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras, con un 6,2%.

Las áreas sanitarias que hacen un mayor seguimiento de la huelga según los datos de Sanidade son la de Ferrol, con un 7,9% de profesionales, la de Pontevedra y O Salnés con el 8,1% y la de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos, con el 9,1%. Las entidades adscritas, como agencias, fundaciones y empresas públicas, no secundaron esta protesta.

La huelga

El presidente de CESM Galicia, Ramón Barreiro, defendió la convocatoria porque "las reivindicaciones vienen de lejos", agravadas por el Real Decreto 29/2020 que permite contratar a profesionales que "no han tenido formación vía MIR, con titulaciones que no están a la altura de los estándares". Los sanitarios denuncian los recortes que sufre la sanidad desde hace años, provocados por una "insuficiencia financiera y de graves defectos de planificación y gestión", y el abuso de la temporalidad, que los lleva a una "precariedad laboral inaceptable" que impide su desarrollo profesional.

El secretario general O'Mega, Manuel Rodríguez Piñeiro, lamentó por su parte que los centros de salud gallegos estén "desbordados y saturados", lo que no permite dar la atención presencial a la población.

Actualidad