El Español
Actualidad
|
Galicia

Los incendios calcinan miles de olivos en Ourense

La marca gallega Eidos de Iria pasó de tener casi 19.000 plantas en 2011 a solo 214 debido a los fuegos que se sucedieron a lo largo de los años en la provincia ourensana
Incendio de Vilariño de Conso, en Ourense.
Rosa Veiga – Europa Press
Incendio de Vilariño de Conso, en Ourense.

Los incendios que cada año calcinan Ourense se llevaron en la última oleada cientos de hectáreas de olivos, castaños y otras especies productoras, además de colmenas y otros métodos de vida para los gallegos de la zona. La marca de aceite y olivas Eidos de Iria fue una de las que más sufrió los fuegos: su propietario calcula que desde 2011, la cantidad de olivos que tenía se redujo de casi 19.000 plantas a las solo 214 que tiene actualmente.

Eidos de Iria comenzó en hace unos 15 o 16 años con las primeras plantaciones de olivares en el Parque Natural Baixa Limia - Serra do Xurés, hasta alcanzar las cerca de 19.000 repartidos por toda la provincia de Ourense en 2011. Los incendios que se sucedieron a lo largo de los años redujeron la cantidad de olivos que su gerente, Pepe G. Barroso, tiene en exclusividad a 214.

Las pérdidas económicas desde que comenzaron la plantación están cerca de los 80.000 euros, a lo que hay que sumar que las aseguradoras no se hacen cargo de este tipo de cultivos precisamente por el riesgo al que están sometidos. El incendio, además, se produjo poco antes de la cosecha, por lo que los empleados que normalmente participan en la recolecta no podrán contar este año con un puesto en Eidos de Iria.

Minifundios en el Parque do Xurés

Los olivos estaban repartidos en minifundios en el Parque do Xurés: una de las parcelas de Eidos de Iria tenía solo 14 plantas. La firma consiguió sacar durante el invierno 1.200 olivos del Parque do Xurés y los trasladó hasta Allariz, gracias a un acuerdo con el que llegó con otra persona. Esta área está más "protegida" al estar metida en el núcleo de población, pero el Pepe G. Barroso descarta volver a plantar más olivos en Galicia.

El propietario de esta marca gallega considera que hay muchos factores que influyen en la aparición de los incendios, desde la industria maderera hasta numerosos intereses particulares. A esto hay que añadir la facilidad que tienen el eucalipto o el pino para arder y propagar el fuego con rapidez, especialmente cuando las temperaturas son elevadas.

El gerente de Eidos de Iria no tiene previsto solicitar nada de la Administración, pero está profundamente agradecido a los más de 7.000 personas que le mostraron su apoyo a través de las redes sociales. Los olivos que perdió eran "el legado" que quería dejar para sus hijos, el pequeño de los cuales estaba muy ligado al trabajo con las olivas.

Actualidad