El Español
Economía
|
Empresas

La gallega Vegalsa-Eroski gestionó más de 12.680 toneladas de residuos en el último año

La compañía también recicla los materiales derivados de su actividad como palets (46.296 kilos), baterías y chatarras (6.989 kilos), poliespán (18.040 kilos) y otros como filtros, aceite de taller o tubos (8.604 kilos)
Vegalsa-Eroski

La compañía gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski ha gestionado de forma responsable 12.688.036 kilos de residuos en el último año a través de su programa “Desarrollo Sostenible. Residuo Cero”, que le permite autogestionar desde 2008 todos los residuos que genera gracias, en gran parte, a la logística inversa, suponiendo esta cifra un incremento del 5,5% respecto al año anterior.

De estos, más de la mitad se corresponden con papel y cartón (7.914.027 kilos) y plástico (1.263.173 kilos), materiales para los que Vegalsa-Eroski dispone de compactadoras que les permite mandarlos a la industria papelera igual que el plástico para su posterior tratamiento y reciclaje. La compañía también recicla los materiales derivados de su actividad como palets (46.296 kilos), baterías y chatarras (6.989 kilos), poliespán (18.040 kilos) y otros como filtros, aceite de taller o tubos (8.604 kilos). Todos estos materiales son clasificados, gestionados y tratados a través de su plataforma logística medioambiental, emplazada en el polígono coruñés de Pocomaco, y de gestores externos.

Por su parte, en los puntos limpios instalados en sus establecimientos Vegalsa-Eroski también recoge los residuos generados por sus clientes como el aceite usado (43.898 kilos) o las pilas (17.857 kilos), que son entregados a gestores de residuos externos para su tratamiento. En lo que respecta a la ropa usada (390.309 kilos), a través de la colaboración con entidades como Humana Fundación Pueblo para Pueblo o INS3RTEGA, les dan una segunda vida, convirtiendo el textil donado por sus clientes en ropa solidaria, garantizando su posterior puesta en valor.

A los alimentos que ya no son aptos para el consumo la compañía les da también una segunda oportunidad entregándolos a empresas especializadas que se encargan de procesarlos. Es el caso del pan (255.197 kilos), los yogures (82.695 kilos) y la fruta y verdura (37.447 kilos), que se destinan a alimentación animal a través de la elaboración de piensos; y la carne y el pescado (2.032.887 kilos) a la obtención de harinas proteicas y derivados. También hay que destacar la eficiencia en la gestión gracias a la reutilización de más de 8,8 millones de envases logísticos al año en sus plataformas, lo que supone una reducción de 3.188 toneladas de CO2 que se han dejado de emitir al medioambiente.

“La autogestión de residuos es uno de los pilares de nuestra estrategia de sostenibilidad que llevamos a cabo a través de nuestro Programa de Desarrollo Sostenible. Residuo Cero lleva una década en activo y a través de él podemos valorizar y establecer circuitos de reciclaje tanto para los residuos que generamos como los de nuestros clientes", explica el responsable de Calidad y Medio Ambiente de la compañía, Ricardo Castro.

Modelo de empresa responsable y sostenible

Conscientes de que reducir el impacto ambiental es la mejor forma de luchar contra el cambio climático, desde Vegalsa-Eroski se han implementado medidas de sostenibilidad que contribuyan a reducirlo tanto de sus tiendas como de sus instalaciones y procesos.

A nivel de establecimientos, la compañía apostó por la implantación de modelos de tienda ecoeficientes, responsables con el entorno natural y la conciencia ecológica. Para ello cuenta con medidas de eficiencia energética tanto en iluminación, con la instalación de luces led, como en climatización, a través de la automatización y monitorización de las instalaciones de tienda para una gestión más eficiente de la energía eléctrica que le ha permitido reducir el 35% del consumo energético. Todas las medidas permiten ahorrar a la empresa 20 millones de kwh al año, evitando la emisión de 7,8 millones de Kg/Co2 al año.

Para reducir el uso de bolsas de plástico convencionales en sus tiendas la empresa incluyó desde comienzos de 2019 soluciones sostenibles como las bolsas de papel con sello FSC mixto, bolsas compostables o mallas reutilizables para la compra de fruta y verdura a granel. Y para reducir el consumo de papel, extendió a su red comercial la opción del ticket digital dentro de la nueva versión de la App de Eroski, ofreciendo así la posibilidad a los clientes de consultar y descargar el recibo de la compra realizada como alternativa al tradicional de papel.

En lo que a logística se refiere, Vegalsa-Eroski se adhirió en 2018 al proyecto Lean&Green, una iniciativa que incentiva a las organizaciones a alcanzar un nivel más alto de sostenibilidad en este ámbito. Asimismo, desde su adhesión, la empresa ha logrado superar el objetivo de disminuir un 20% sus emisiones de CO2 en los procesos de logística y transporte, alcanzando una reducción del 25% de las emisiones de CO2 en los últimos cinco años (2015-2020).

Economía