El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

Indignación general con el cierre de la planta de Endesa en As Pontes (A Coruña)

Diferentes administraciones, partidos políticos y sindicatos muestran su total desaprobación con la decisión de la empresa mientras el Gobierno guarda silencio
Camiones bloquenado el acceso a la central térmica de Endesa en As Pontes.
ECONOMIA AUTONOMÍAS
CEDIDA (TRABAJADORES)
EP
Camiones bloquenado el acceso a la central térmica de Endesa en As Pontes. ECONOMIA AUTONOMÍAS CEDIDA (TRABAJADORES)
Ofrecido por:

Un día después de que Endesa anunciase el cierre de su planta térmica de As Pontes por la "inviabilidad de los biocombustibles", se han sucedido las reacciones en los diferentes ámbitos. Desde la Xunta de Galicia a los partidos en la oposición, pasando por los sindicatos y los representantes provinciales y locales, todos han mostrado su indignación con la decisión.

El alcalde de As Pontes de García Rodríguez (A Coruña) y presidente de la Diputación, Valentín González Formoso (PSOE), ha asegurado que la intención de Endesa de cerrar la central térmica de esta localidad "no" les coge por sorpresa" y acusa a la empresa, cuyo informe ve "lleno de falsedades", de "no querer realizar unas pruebas que al final tuvo que hacer por la presión del Gobierno central, de la Xunta, del Ayuntamiento y de la ciudadanía".

"Durante un año hemos percibido multitud de señales por parte de la empresa de que nos estaba tratando de tomar el pelo", ha afirmado González Formoso, que sostiene que "no quería dejar llegar a un porción importante de sustitución del carbón por biocombustibles, además del traslado del personal a otros centros de trabajo antes de saber si la central era viable o no". "Con lo cual todo esto no nos coge por sorpresa", incide.

El regidor socialista, que entiende que una "empresa privada tome sus decisiones" aunque "no las comparta", ha criticado que intente "engañar a la sociedad a la que tanto debe". "No es necesario engañar a la sociedad con un informe lleno de falsedades que lo único hace es enfadar a todas las administraciones y a la propia sociedad, que percibe desde hace tiempo que el compromiso de Endesa con As Pontes y con Galicia se resume a un futuro plan eólico de cientos parques que estarán en las proximidades del lugar en donde está haciendo tanto daño", ha sostenido.

Protestas de los sindicatos

a Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT ha rechazado el anuncio realizado por Endesa de proceder al cierre de la central térmica de As Pontes (A Coruña) y ha urgido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a que convoque la mesa de trabajo para tratar el futuro de la planta.

En un comunicado, UGT lamenta la decisión adoptada por la energética y considera que "no ha esperado a contar con una solución consensuada que garantice el futuro industrial de la planta, faltando al compromiso adoptado con los sindicatos, con los trabajadores, y con las distintas administraciones públicas".

De esta manera, la federación rechaza que Endesa haya optado por anunciar una decisión tan importante para el futuro de la comarca "de forma unilateral y de espaldas al trabajo que está desarrollando el grupo técnico en el que están presentes, junto a la eléctrica, los sindicatos, el comité de empresa, y las Administraciones local y autonómica, además del Ministerio para la Transición Ecológica".

Así, pide al Gobierno que convoque una reunión de la mesa de trabajo de Endesa "para que aclare cuanto antes la situación" en la que se encuentra actualmente la central y los planes de futuro que se barajan tanto para As Pontes como para la plantilla, y los trabajadores de las empresas auxiliares. Por el momento, el Ejecutivo no se ha pronunciado al respecto

La oposición gallega, también crítica

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha exigido a la Xunta y al Gobierno central ponerse "a trabajar ya" para que haya "alternativas viables" para la central térmica de As Pontes ante un cierre que ha calificado de "inaceptable".

A preguntas de los periodistas, ha calificado como un "jarro de agua fría" para As Pontes y para Galicia la decisión de Endesa, de la que ha dicho que "no puede pretender exprimir los recursos económicos que tiene Galicia y luego de un día para otro dejar tirada a toda una comarca".

Ante una decisión "inaceptable", ha manifestado también que "ni Xunta ni Gobierno central pueden seguir bailando al son que marca esta empresa". "No se puede aceptar el cierre mientras no haya alternativas viables".

Por otra parte, ha asegurado que "esto no es una transición energética". "Es una reconversión industrial que no podemos aceptar" y de la que ha dicho que se hace "con la complicidad de PP y PSOE". "Ya está bien de que Galicia sea la pagadora en todos los procesos de cambio, no podemos permitir este expolio del país", ha apostillado.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad