El Español
Actualidad
|
Galicia

Se derrumba uno de los arcos de piedra de la Playa de As Catedrais (Lugo)

Técnicos de Medio Ambiente visitan la zona para evaluar actuaciones después de este desprendimiento de "tamaño considerable"
La playa de As Catedrais (Lugo).
Turismo de Galicia
La playa de As Catedrais (Lugo).

Susto en la playa de As Catedrais, en Ribadeo (Lugo). Esta pasada noche se ha registrado un importante desprendimiento de rocas en el popular arenal de la Mariña lucense, donde se habría derrumbado uno de los arcos de piedra tras un desprendimiento de "un tamaño considerable", según han confirmado la Consellería de Medio Ambiente a Quincemil.

Este tipo suceso "no es algo insólito" en el litoral del Cantábrico, donde su dinámica está marcada por registrar este tipo de derrumbes. Pero lo cierto es que, según apuntan estas mismas fuentes, el desprendimiento de esta pasada noche fue de "un tamaño considerable" en comparación con sucesos anteriores.

En la actualidad, el personal de la Dirección Xeral de Patrimonio Natural de la provincia de Lugo está en el arenal analizando la zona para elaborar un informe sobre este suceso que, afortunadamente, no ocasionó daños personales.

En función de lo que traslade este informe, se valorará "si hay que hacer algún tipo de trabajo o intervención". Mientras, se prevé que la marea se lleve de forma natural las piedras más pequeñas caídas.

Así, Medio Ambiente explica que "no son novedosos" estos derrumbamientos, ya que se producen "de forma frecuente", aunque este "llama más la atención" por su tamaño. Con todo, todavía no existen datos del volumen de piedra que se ha desprendido.

Este no es el primer desprendimiento ocurrido en este arenal. En el recuerdo todavía tenemos el trágico suceso acontecido el 31 de marzo de 2018 cuando el desprendimiento de una roca en una cueva de este arenal acababa con la vida de una joven turista.

Patrimonio natural

Entre otras figuras de protección, este espacio es una Zona de Especial Protección de los Valores Naturales. Con una superficie de casi 29 hectáreas, está situada en el extremo nordeste de la provincia de Lugo, en la línea litoral entre los municipios de Ribadeo y Foz.

El monumento natural cuenta con la presencia de pequeños acantilados marinos y playas de arena, intercaladas entre promontorios e islotes de gran interés geomorfológico y paisajístico.

Este enclave se formó debido a la erosión marina de la edad paleozoica, que afectó a la serie de pizarras y cuarcitas allí presentes. Así, hay numerosos arcos y túneles, que van desde los 10 hasta los 30 metros de altura. También hay cuevas ('furnas') por la acción erosiva de las olas con rocas silíceas.

Actualidad