El Español
Actualidad
|
A Coruña

Ignacio Rivera: «Es una gran responsabilidad representar a Galicia con Estrella»

Entrevistamos al consejero delegado de Hijos de Rivera tras la presentación de los resultados que demuestran el crecimiento exponencial de la compañía los últimos años; en 2018, el grupo superó por primera vez en su historia los 500 millones de euros de facturación
17:36 · 06/05/2019
Hijos de Rivera
Ignacio Rivera

Desde 2010, la facturación de Hijos de Rivera ha crecido un 167% y ha implantado filiales en 7 países (China, Filipinas, Brasil, EEUU, Irlanda Portugal y Brasil, que es la segunda fuente de ingresos tras España). En total una suma de 24 empresas componen hoy en día el grupo gallego, que además de posicionar la marca Estrella Galicia como una de las líderes en el mercado nacional, en el sector de las aguas ha incrementado la producción un 200% en los últimos 8 años.

Con todo, el consejero delegado del grupo, Ignacio Rivera, reivindicó durante la presentación de resultados el hecho de ser una empresa familiar que seguirá haciendo una cerveza artesanal. Una de las preocupaciones es "no perder la frescura" en este proceso imparable de expansión. "Queremos ser veloces como los galgos, sin renunciar a la expansión desde nuestra fábrica ubicada en Galicia", explicó Rivera. Y si alguien le habla de cambiar la ubicación de la sede, la respuesta es clara y directa: "estarán mal ubicados los demás".

En Quincemil hablamos con el mejor CEO de España según el ranking del Reputation Institute, sobre las líneas rojas en el crecimiento y el avance del proceso de internacionalización, donde han pasado "de plantar semillas a lanzar un plan".

¿Cuáles han sido las claves para poder llegar a triplicar la facturación desde 2010?

La clave es ser fiel a tus orígenes y ofrecer una propuesta diferencial que puedas demostrarle al consumidor. Que cuando prueben nuestra cerveza no suene a hueco nuestro mensaje de que "somos diferentes" y que entiendan que no les estamos contando ninguna bola. En la era digital las marcas ya no se venden en función del dinero que dediquen a publicidad. Los consumidores investigan y eligen lo que quieren beber, más aún cuando son productos que te llevas al estómago. Las propuestas reales como la nuestra, desde nuestra única fábrica y partiendo del hecho de que tardamos más en hacer nuestra cerveza, al final se nota en el resultado final: la cerveza está buena.

Todo es fruto de decisiones que son muy difíciles de tomar. Tenemos la suerte de ser una empresa familiar y que tengamos unas prioridades claras. No vamos a escuchar a consultores externos que nos digan "monta una fábrica en Madrid, o en Sevilla, y ahorra 9 millones de euros en logística". No queremos eso, nosotros apostamos por poner las cifras al servicio de nuestro producto.

"La clave está en que cuando un consumidor pruebe nuestra cerveza vea que el mensaje es auténtico"

Hacemos también cosas diferentes en temas de comunicación y marketing. Los patrocinios nos gustan mucho, porque es una forma de involucrar a la marca en temas como la música. Lo hacemos de forma que sea consecuente con nuestra forma de pensar y nuestro ADN. En vez de patrocinar macroconciertos en los que no puedas ni tomarte una cerveza porque está abarrotado de gente, preferimos patrocinar algo en el Teatro Lara, o salas pequeñas, donde la experiencia de producto sea mucho mejor.

¿Hace 20 años podíais haber imaginado en patrocinar, por ejemplo, a McLaren?

No, no. Ni de broma. Yo siempre fui muy atrevido, ya soñaba hace tiempo en patrocinar la cerveza de James Bond. Soñar es gratis, ¿qué puede pasar si sueñas? Si no sale bien, te quedas igual, no hay nada que perder. Hay que soñar en grande, hay gente que tiene los recursos pero no se atreve a soñar. Yo, personalmente, soy un apasionado de la Fórmula 1. Muchos habrán pensado en patrocinar a McLaren, pero quizás no se atrevieron. Además Antonio Sainz, el abuelo del Carlos Sainz Junior, tiene una vinculación muy especial con esta fábrica porque fue el constructor de esta sede. Empezamos a empujar a Carlos como una apuesta, porque cuando empezó el patrocinio nadie pensaba que Carlos fuese a llegar donde está ahora, lo mismo con Marc (Márquez) a quien empezamos patrocinando cuando estaba en Moto 3. Nadie estaba seguro de que fuese a llegar a la Moto GP y mira ahora donde está, es algo extraterrestre.


"Muchos habrán pensado en patrocinar a McLaren, pero quizás no se atrevieron"

¿Dónde está el techo del crecimiento?

El sueño es tener una propuesta mundial. Hay gente que hace lo mismo que nosotros, crecer sin dejar de ser craft, una cerveza artesanal. Aquí en Europa parece que ser artesanal significa ser pequeño. En EE.UU. las cervezas artesanales son un mercado que no se mide por tamaño. Hay empresas que son el doble de grandes que nosotros y se siguen llamando craft. Tenemos claro que no vamos a cambiar nuestra filosofía, seguir siendo una big craft es nuestra línea roja, no queremos tener 7 fábricas y perder el control solo por incrementar beneficios.

¿Con quién os comparáis?

Con las empresas que tienen un origen familiar y un ADN claro. En Europa, por ejemplo, nos podemos comparar con Duvel. Pero cada uno tiene sus propuestas, que yo respeto mucho. Son con este tipo de cervezas con quien nos apetece pelearnos aunque evidentemente están muchos más en el mercado.

"Construiremos una segunda fábrica en Brasil para garantizar la calidad de la cerveza en el mercado latinoamericano"

¿En Brasil ya habéis encontrado la ubicación exacta para poder construir la segunda fábrica de Estrella Galicia en el mundo?

Embarco esta noche a Brasil, esperando poder cerrar el acuerdo de la ubicación exacta donde queremos estar. Lo que está cerrado es que será en el Estado de Minas Gerais. Se trata de producir desde allí a todo el mercado latinoamericano. Será lo más parecida a esta cerveza, porque hemos buscado el agua lo más similar a esta. La operación debe estar al servicio del negocio. Es inviable abordar el mercado latinoamericano sin una fábrica allí, la cerveza sufre al enviarla desde Galicia. Pero te garantizo que con dos fábricas es más que suficiente, no sé lo que harán los que vengan después, pero por ahora con dos basta. Lo hacemos para garantizar la calidad de la cerveza que se vende en Suramérica.

¿Es mucha la responsabilidad de ser embajador de la marca Galicia por el mundo?

Es una responsabilidad terrible. Es una marca maravillosa. En España Galicia suena a fresco y natural, a merluza a la plancha. No seremos sofisticados en salsas, pero el producto gallego no tiene comparación. Internacionalmente, en mercados como Latinoamérica, la marca Galicia es algo muy reconocido, vas por Argentina y llaman gallegos a todos los españoles. En otros mercados, como el asiático, Galicia no aporta tanto, pero nosotros estamos en deuda con Galicia y ojalá que a través de la marca
más gente conozca esta tierra maravillosa. A veces te mojas a veces no, pero seguro que lo pasas bien y comes muy bien.

Actualidad