El Español
Treintayseis
Opinión
|
Tribuna Abierta

Nacionalismo, falta algo

Una reflexión sobre la ausencia de un partido nacionalista de derechas que sea contrapartida ideológica al BNG
Jesús Suárez
Por Jesús Suárez
De izquierda a derecha: los candidatos Alfonso Rueda (PP), Ana Pontón (BNG), José Ramón Gómez Besteiro (PSdeG), Marta Lois (Sumar) e Isabel Faraldo (Podemos)
Europa Press
De izquierda a derecha: los candidatos Alfonso Rueda (PP), Ana Pontón (BNG), José Ramón Gómez Besteiro (PSdeG), Marta Lois (Sumar) e Isabel Faraldo (Podemos)

En el corazón de Galicia, el espíritu nacionalista late con fuerza, alimentado por una profunda conexión con nuestra cultura, lengua e identidad. En este momento crucial y despues de los resultados de las elecciones autonomicas , el nacionalismo gallego se encuentra en un estado de crecimiento, limitado a dia de hoy unicamente a un solo partido, el BNG.

El BNG, si bien desempeña un papel fundamental en la promoción de nuestra lengua, ideas y tradiciones, representa solo una cara de la moneda nacionalista. La falta de una representación desde la derecha deja un vacío que no se puede ignorar.

Galicia es una tierra diversa en todos los sentidos, incluido el panorama político. Negar esta realidad es dar la espalda a una parte significativa de la población que se identifica con el nacionalismo pero que no se ve representada en el actual panorama político.

La falta de variedad dentro del nacionalismo gallego no solo es un fracaso en términos de representatividad, sino que también está frenando nuestro progreso y capacidad de influencia. Mientras tanto, otras comunidades autónomas de España han logrado una mayor cohesión y fuerza política al abrazar un nacionalismo diverso.

¿Por qué es crucial romper esta monotonía política? En primer lugar, porque no se deberia permitir que el nacionalismo gallego sea etiquetado como exclusivamente de izquierda. Esto no refleja la riqueza de las opiniones y perspectivas. Limitar el nacionalismo a una sola ideología empobrece el movimiento y aliena a una parte significativa de los gallegos.

Además, un nacionalismo gallego más diverso no solo beneficiaría a nivel autonómico, sino que también podría tener un impacto importante a nivel estatal. Al representar una gama más amplia de ideas, podríamos ejercer una influencia más efectiva en la política nacional, logrando avances que beneficien a Galicia en su conjunto.

Es hora de explorar la puerta a la diversidad política en el nacionalismo gallego. Esto significa fomentar la formación de partidos y movimientos políticos que representen una variedad de perspectivas ideológicas dentro del nacionalismo. Solo así podremos lograr una representación completa de nuestra sociedad y construir una entidad autonomica verdaderamente fuerte y representativa.

Jesús Suárez
Jesús Suárez
Jesús Suárez, nacido el 2 de noviembre de 1977 en A Coruña, en la vereda del polvorín, barrio de Montealto, es un ingeniero informático graduado por la Universidade da Coruña. Además de su formación técnica, Jesús es líder y cantante del grupo Mar de Fondo, donde canaliza su pasión por la música. Su talento artístico se combina con su compromiso social, ya que es el creador del proyecto Escoita, una iniciativa inclusiva que busca mejorar la accesibilidad para personas ciegas o de baja visión.