El Español
Cultura
|
Conoce Santiago

El Parque de Vista Alegre: un viaje de la arquitectura indiana a la contemporánea en Santiago

El Parque de Vista Alegre ofrece una imagen única: la antigua Finca de los Simeón alberga desde un hórreo y un cruceiro propios de un pazo hasta una residencia de estilo indiano, la Casa de Europa, así como una serie de edificios contemporáneos.
Vista general del Parque de Vista Alegre.
Compostela Verde
Vista general del Parque de Vista Alegre.

El Parque de Vista Alegre es uno de los más llamativos de Santiago: en su recinto delimitado por muros y situado a orillas del río Corgo, además de una gran variedad de especies vegetales, es posible disfrutar de arquitectura tanto colonial como contemporánea pasando por cruceiros y hórreos propios de los pazos.

La primera referencia a estos terrenos aparece en los planos de la ciudad del año 1796, donde figuran como Horta de San Martín, lo que sugiere que eran propiedad del vecino monasterio benedictino de San Martiño Pinario. Posteriormente pasaron a recibir la denominación de Xardíns de Mosquera Pérez.

Sin embargo, su máximo esplendor lo alcanzó a principios del siglo XX, cuando la acaudalada familia Simeón -de forma similar a cómo sucedió en la misma época con la Finca do Espiño- se hizo con los terrenos y creó el recinto que actualmente conocemos.

Un pazo privado

El hórreo y el cruceiro de la Finca Simeón (Compostela Verde).

La familia Simeón -que se había hecho rica con el comercio de textiles- convirtió esta finca, situada a un paso del Casco Histórico, en un pazo propio de los que predominaban en el rural gallego. Además de la residencia, contaba con su propia huerta y árboles frutales, así como con estatuas ornamentales, un hórreo o un cruceiro.

Si hay que destacar un elemento de este parque, también conocido como Finca Simeón, es la residencia de estilo colonial erigida en 1903. La joya de la corona de esta casa es la amplia galería de su fachada sur, diseñada para aprovechar el sol de la tarde.

En su planta baja contaba con un gran salón y un comedor abiertos al jardín a través de una balconada y, ya en la cara norte, disponía incluso una pequeña capilla.

Entre los principales vestigios de aquella Finca Simeón se encuentran también un hórreo de granito de ocho pies y el cruceiro, una obra de Francisco Asorey que este mismo año ha pasado a formar parte del catálogo de la Xunta de Galicia como patrimonio cultural.

El parque público

El Centro de Estudos Avanzados y su contraste con la Casa de Europa (Compostela Verde).

La Finca Simeón fue adquirida en 1995 por el Consorcio da Cidade de Santiago. Su rehabilitación para convertirlo en un parque público arrancó en 1999 de acuerdo con un proyecto elaborado por la paisajista Arata Isozaki y el arquitecto César Portela, quienes ya habían colaborado anteriormente en obras como la Domus de A Coruña.

En el marco de aquel proyecto se rehabilitó la residencia, ahora convertida en la Casa de Europa de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), y se construyó el Centro de Estudos Avanzados (CEA), un edificio contemporáneo que combina piedra, acero y vidrio y contrasta con la arquitectura tradicional de la antigua residencia de los Simeón.

Por su parte, el arquitecto madrileño Antón García-Abril diseñó la Escola de Altos Estudos Musicais (EAM), un edificio en el que destaca su fachada recubierta de bloques de granito.

Años después, el parque se completó con dos edificios más: la sede en Galicia de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), concluida en 2007 y con una fachada que también emplea granito de Mondariz que destacan con las luces LED del interior; y el Museo de Historia Natural (MHN), diseñado por César Portela y finalizado en 2011 como un conglomerado de cubículos con una fachada de madera.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura