El Español
Actualidad
|
A Coruña

El juzgado que investiga la muerte de Samuel Luiz en A Coruña toma declaración a 8 testigos

El juez ha tomado hoy declaración durante casi seis horas a ocho testigos, entre los cuales hay tres que presuntamente presenciaron los hechos
Concentración por Samuel en María Pita.
@JSanchezTorron
Concentración por Samuel en María Pita.
Ofrecido por:

El Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña continúa con la práctica de diligencias para esclarecer la muerte de Samuel Luiz, sucedida el pasado 3 de julio en el paseo marítimo de A Coruña.

El juez ha tomado hoy declaración durante casi seis horas a ocho testigos, entre los cuales hay tres que presuntamente presenciaron los hechos, pero dos de ellos ya habían dado su versión, la cual ratificaron hoy. Los otros cinco testigos que comparecieron hoy ante el instructor son personas con las que presuntamente contactaron algunos de los investigados para darles su versión de los hechos. En el caso hay cinco adultos -tres de los cuales están en prisión provisional- y dos menores investigados.

Las últimas novedades conocidas del caso se centran en unas imágenes de los detenidos por el crimen del joven con armas en su poder, que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción 8 de A Coruña por parte de la Policía Nacional. Así lo confirmaron en su momento fuentes policiales a Quincemil varias agencias han adelantado que es un vídeo «violento» en el que los jóvenes están armados con machetes y bates junto a una música de fondo.

Las mismas fuentes también trasladaron que el vídeo fue encontrado en el móvil de uno de los detenidos durante la investigación que se está llevando a cabo desde hace meses y por el momento se desconoce la fecha concreta en la que fue grabado. El comisario jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Galicia, Pedro Agudo, consultado por Europa Press, se remitió a los resultados de la autopsia, concretamente a que Samuel Luiz «murió por un fallo multiorgánico» como resultado de «muchísimos golpes», descartando así el uso de armas o que falleciese «por un navajazo».

Actualidad