El Español
Actualidad
|
Galicia

El carballo del Bosque do Banquete de Conxo, en Santiago, candidato a árbol europeo del año

Este imponente carballo de 250 años y 30 metros conocido como "Árbore da Fraternidade" es el único aspirante gallego a convertirse en Árbol Europeo de 2022
El carballo del Bosque do Banquete de Conxo.
Compostela Verde
El carballo del Bosque do Banquete de Conxo.

El carballo del Bosque do Banquete de Conxo, en Santiago, conocido como "Árbore da Fraternidade", es el único representante gallego entre los once árboles de España que compiten para convertirse en candidatos a ser el Árbol Europeo del 2022.

Este imponente árbol de 30 metros de altura tiene una edad aproximada de 250 años, por lo que fue testigo del histórico Banquete de Conxo, celebrado en un bosque que inspiró varios poemas de Rosalía de Castro y que incluso fue escenario de su libro "El primer loco".

El carballo del Bosque do Banquete de Conxo (Árbore da Fraternidade).

El primer paso para competir para ser el Árbol Europeo del Año es, por supuesto, convertirse en Árbol Español del Año: la votación está abierta a todo aquel que desee participar desde este 21 de octubre y hasta el 20 de noviembre.

El 27 de noviembre se sabrá si este magnífico carballo es el elegido de entre los once árboles españoles que optan a este galardón, entre los que hay candidatos de Andalucía, Madrid, Castilla y León, Canarias, Asturias y Aragón.

Historia

El carballo del Bosque do Banquete de Conxo (Árbore da Fraternidade).

Este Quercus robur -roble en castellano, carballo en gallego- de 250 años era uno de los más de 1.000 árboles de su especie que llegaron a poblar el bosque de Conxo, si bien la tala indiscriminada a lo largo de los siglos XIX y XX acabó con casi todos ellos, dejando tan solo unos 40.

Cuando este árbol aún era joven fue testigo de uno de los eventos más reconocidos de la historia de Santiago: el Banquete de Conxo, una comida en la que jóvenes estudiantes universitarios, considerados de clase alta, sirvieron a obreros y artesanos en un gesto subversivo que buscaba reivindicar la igualdad entre clases.

Durante siglos se especuló con que Rosalía de Castro pudo haber estado en aquel banquete, algo todavía por confirmar. Lo que sí está claro es que pasó mucho tiempo en esta "carballeira", que inspiró el poema "Los robles", en el que clamaba contra la tala de estos árboles en todo un alegato ecologista.

Además de este poema, recogido en el poemario de 1884 "En las orillas del Sar", este bosque de más de 15.000 hectáreas también sirvió de ambientación para su última novela, "El primer loco", que vio la luz en 1881.

Este carballo fue inaccesible para el público general a partir de 1885, cuando la finca de 20 hectáreas en la que se encontraba pasó a formar parte de los terrenos del entonces llamado Manicomio de Conxo, por lo que tan solo internos y empleados podían recorrerlo.

Este entorno volvió a estar abierto al público en 2018, cuando se rehabilitó y pasó a dar forma a una senda a las orillas del Río Sar que también pasa junto a este árbol.

Desde ese año -y mientras la pandemia lo permitió- se recuperó la celebración del Banquete de Conxo, con una fiesta conmemorativa en la que se evoca el espíritu de aquella comida de confraternización en la que, por un día, todos fueron iguales.

Concurso

El carballo del Bosque do Banquete de Conxo (Árbore da Fraternidade).

El concurso "Tree of the Year" o Árbol Europeo del Año nació en 2011, cuando la Environmental Partnership Association (EPA) decidió extender a todo el continente un certamen que hasta entonces tan solo se celebraba en la República Checa para reivindicar la importancia de los árboles históricos.

Así, este premio no reconoce -o no solamente- la belleza, el tamaño o la edad del árbol, sino su historia y su conexión con las personas y su capacidad para convertirse en una parte de la comunidad.

De este modo, los impulsores de la candidatura de este carballo (con cuenta en Facebook e Instagram) destacan que formó parte del contexto de "la defensa de las libertades en la España gris de mediados del siglo XIX", fue objeto de "la denuncia ecológica pionera" de Rosalía de Castro y está a los pies tanto del Camino Portugués como de un monasterio de origen románico, el actual Hospital Psiquiátrico de Conxo.

Asimismo, en 2018 y 2019 recibió "el abrazo de miles de personas de Santiago y de toda Galicia" en las dos reediciones del Banquete de Conxo celebradas a sus pies.

El carballo del Bosque do Banquete de Conxo (Árbore da Fraternidade).

"Por esto consideramos que este enorme carballo, grande en volumen y en historia y apego ciudadano, con sus cerca de 30 metros de alto y 250 años de vida, y bañado por el poético río Sar, merece optar a ser elegido como Árbol Europeo del Año", concluyen.

El proceso de votación es muy sencillo: basta con entrar en la página web, seleccionar el carballo del Bosque do Banquete de Conxo e introducir un correo electrónico a través del que validar el voto. Tan solo se puede emitir uno por cuenta.

El único representante gallego en esta lista ocupa actualmente la segunda posición en las votaciones, tan solo por detrás de "La Sabina de Blancas", en la comarca del Jiloca, en Teruel.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad