El Español
Treintayseis
Actualidad
|
Barbanza

Dos años de cárcel por vender gel hidroalcohólico que fabricaban con aguardiente en Boiro

Los dos acusados fabricaban el gel hidroalcohólico en un laboratorio clandestino en Boiro y lo vendían a hospitales y farmacias. Han admitido los hechos y aceptado la pena de dos años y tres meses de prisión
Juicio en Santiago por fabricar gel hidroalcohólico con aguardiente
EUROPA PRESS.
Juicio en Santiago por fabricar gel hidroalcohólico con aguardiente

La sede compostelana de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido este martes la vista contra dos hombres acusados de vender a hospitales y farmacias gel hidroalcohólico que fabricaban ellos mismos mezclándolo con aguardiente en Boiro (A Coruña). Los procesados han llegado a un acuerdo de conformidad por el que han admitido los hechos y han aceptado dos años y tres meses de prisión, aunque ha quedado en suspenso, así como el pago de una multa.

Los hechos se remontan a los meses de la pandemia, cuando los acusados "conociendo la escasez y demanda del producto se pusieron de acuerdo para aprovecharse de esa situación", apunta la Fiscalía.

Así, elaboraron un gel hidroalcohólico, sin estar autorizados, con el "ánimo de ilícito beneficio y con plena conciencia de que faltaban a la verdad" en el contenido del producto. El gel carecía del mínimo exigible de etanol (70%), que los acusados sustituían por aguardiente con el consiguiente peligro para la salud de los usuarios del producto.

Para ello, empleaban un "laboratorio clandestino" en una nave avícola situada en el concello coruñés de Boiro en la que fabricaban, etiquetaban y almacenaban el gel ya preparado para ser distribuido.

En las actuaciones policiales de investigación intervinieron un total de 6.000 litros de gel y en la nave avícola había unos 400 litros del mismo producto.

Los acusados, que han admitido los hechos, han sido condenados a 21 meses de prisión por un delito continuado de estafa, así como a seis meses de cárcel por un delito contra la salud pública. Por este último delito deberán pagar también una multa de 720 euros cada uno, así como devolver las cantidades que se reclaman por parte de los afectados.

Para la rebaja de las peticiones iniciales, la Fiscalía ha tenido en cuenta la reparación del daño causado, ya que, previamente al juicio, depositaron 3.718 euros, que cubren "todos los daños acreditados en las actuaciones".

Además, el presidente del tribunal ha acordado la suspensión de la entrada en prisión de los condenados durante dos años si abonan una multa de 1.440 euros y no delinquen durante este periodo.

TEMAS:
Actualidad