El Español
Actualidad
|
A Coruña

Correos confirma un caso de coronavirus en su oficina de A Sardiñeira, en A Coruña

La empresa señala que el centro trabaja "con normalidad" pese a las largas colas mientras que el sindicato CGT denuncia la ocultación de casos
Imagen de archivo de repartidor de Correos
Marta Fernández Jara
Imagen de archivo de repartidor de Correos
Ofrecido por:

Un "posible caso" de coronavirus en la plantilla de trabajadores de la oficina de Correos de A Sardiñeira, en A Coruña, ha obligado a la empresa pública a aplicar su protocolo. Desde la compañía señalan que el centro "funcionó y funciona con normalidad", con el horario reducido de los meses de verano y todos los puestos cubiertos.

En los últimos días ha habido quejas de largas colas para poder acceder a esta oficina, que atiende a los habitantes de Os Mallos y los barrios colindantes. Desde Correos señalan que esas retenciones en el exterior se deben a las medidas de seguridad y distanciamiento social marcadas por las autoridades sanitarias.

Desde el sindicato CGT han denunciado, además de la falta de trabajadores que cubran las vacaciones de verano, el ocultismo de la empresa sobre los casos de coronavirus que tiene a lo largo de la provincia. Señalan que Correos no está aplicando correctamente el protocolo sanitario, sobre todo en lo referido a la localización de contactos estrechos.

En A Sardiñeira, CGT denuncia que el "caos organizativo" se debe a que Correos ha contratado personal eventual para cubrir las bajas, en plural, por coronavirus. Señalan que también hay casos en Fene y en el centro de tratamiento de Correos en Santiago, donde trabajan unos 200 empleados y donde tampoco se cumplirían los protocolos de Sanidad, según CGT.

Inclusión en el cribado

Por estos casos, CGT solicita que se incluya al personal de Correos en el cribado PCR que se está realizando en el área sanitaria de A Coruña y que se estudia hacer también en el de Santiago tras el brote de Melide. "Entendemos que el personal, dada su actividad pública, está expuesto a contactos diarios con la inmensa mayoría de la población, lo que podría convertirse en un vector de contagio de Sars-Cov-19", dicen desde el sindicato.

El personal de Correos continuó prestando servicio durante el Estado de Alarma y el confinamiento. Su labor fue declarada servicio esencial y se mantuvo la actividad.

Actualidad