El Español
Actualidad
|
A Coruña

7 detenidos en A Coruña al desarticular una gran red de distribución de hachís

La Policía Nacional destaca las extremas medidas de seguridad de la organización, que se trataría de una de las mayores redes de tráfico de hachís en España, donde se distribuía la droga cultivada en Marruecos
14:17 · 28/10/2019
Policía Nacional

La Policía Nacional ha desarticulado este lunes una de las mayores organizaciones de distribución de hachís del país, en una operación en las que han sido detenidas 27 personas y se ha intervenido 550 kilos de hachís.

Del total de detenciones, 15 se han producido en la Comunidad de Madrid, siete en A Coruña, dos en Málaga, dos en Córdoba y uno en Huelva. Están acusados de delito de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, y tenencia ilícita de armas. En la operación también se han incautado de 100.000 euros en efectivo, una pistola real y otra simulada, dos motocicletas, y demás útiles que utilizaban para la distribución de la droga.

La Policía comenzó esta investigación gracias a la información que les permitió detectar la existencia de una red de tráfico de estupefacientes. La droga se cultivaba en Marruecos y posteriormente era trasladada y distribuida por todo el territorio nacional.

Medidas de seguridad que dificultaron la operación

Según informa un comunicado, la estructura de esta red era muy organizada y contaba con extremas medidas de seguridad para evitar la actuación policial. Los componentes de una rama de la red desconocían la identidad de otros miembros, según explica la Policía Nacional en un comunicado. Así, evitaban que en caso de que fuesen detectados no se desarticulase todo el entramado.

Además los transportistas nunca llegaban en persona, ni al punto de carga ni de descarga sino que eran citados en un lugar alejado donde se les recogía el vehículo, dejando al conductor esperando mientras se lo llenaban o se lo vaciaban para devolvérselo instantes después.

De este modo evitaban que estos integrantes conociesen el lugar de almacenamiento de la mercancía y asegurándola en caso de que se produjese una detención policial imprevista.

El núcleo de la organización ya ha sido desarticulado pero la investigación todavía se encuentra abierta. La Policía intenta localizar a algunos de sus mayores compradores y a clientes que eran a su vez vendedores al por menor.

Actualidad