Tecnología

Tesla baja aún más el precio del Model 3 chino para luchar contra los gigantes alemanes

Los Model 3 salidos de la nueva fábrica china son incluso más barato después de una nueva rebaja de precio; es un movimiento estratégico con mucho sentido.

Noticias relacionadas

Puede que el 2020 por fin sea el año en el que los coches eléctricos dejen de ser un lujo. Hay varios factores que ayudarán a esto, desde posibles nuevas ayudas de los gobiernos, a nuevas fábricas y procesos de ensamblaje más eficientes.

En ese sentido, Tesla puede haber adelantado el 2020 con la apertura de su nueva "giga-fábrica" en Shanghái, China. Se trata la primera factoría de Tesla fuera de los EEUU, y por lo tanto es de una gran importancia para la marca; y no solo por lo que representa, sino por lo que puede suponer para sus próximos modelos.

Esta giga-fábrica, capaz tanto de ensamblar coches como de producir las baterías que usan, será clave para reducir el coste de producción de los Tesla; y por lo tanto, eso debería ayudar a bajar precios de manera acorde. Los primeros modelos fabricados en Shanghái, entregados ya, son más baratos.

Model 3 más baratos incluso

Y esto es sólo el principio. Ahora que Tesla tiene más margen, puede tomar decisiones más arriesgadas que hasta ahora estaban fuera de su alcance; y si algo le gusta a Elon Musk, es llamar la atención con golpes de efecto.

Eso es justo lo que estaría preparando gracias a la nueva fábrica china, una reducción de precio del Model 3 que lo haría incluso más competitivo con modelos de sus grandes rivales.

En concreto, estaríamos hablando de una rebaja del 16% en el precio de los Model 3 de tracción trasera; sólo afectaría a los vehículos salidos de la fábrica china, eso sí, y los modelos de tracción a las cuatro ruedas y el Performance no se verían afectados.

Pero eso supone que el Model 3 más barato es ahora incluso más asequible; el precio, después de aplicar las ayudas que otorga el estado chino a los coches eléctricos, se quedará en 299.050 yuan, unos 38.500 €. Es una rebaja importante que baja la barrera psicológica de los 300.000 yuan, empezando a ser accesible para mucha más gente.

Lo llamativo es que el movimiento ha llegado por sorpresa; hasta el pasado viernes, el precio del Model 3 fabricado en China empezaba en los 355.800 yuan. Que Tesla haya podido rebajar el precio en más de 50.000 yuan así "como si nada" es todo un golpe en la mesa.

La cifra de menos de 300.000 yuan no es casualidad, por supuesto. Gracias a esta rebaja, el Model 3 ahora es más barato que sus grandes rivales en el sector de los sedanes de BMW y Mercedes-Benz. En China, el BMW Serie 3 empieza en los 313.900 yuan, y el Mercedes C300 en los 308.000 yuan.

En otras palabras, Tesla acaba de demostrar cómo los coches eléctricos pueden ser más competitivos: con ayudas del gobierno y con fábricas cercanas al lugar de venta para ahorrar costes. En Europa, Tesla va camino de cumplir uno de esos requisitos, con la apertura de una nueva fábrica en Berlín; mientras que en cuestión de subvenciones, la pelota está en el tejado de los gobiernos.