Tecnología

Por qué Europa se puede quedar sin el Tesla Cybertruck

El lanzamiento en Europa del Tesla Cybertruck está en el aire. El prototipo no cumple la reglamentación europea y serían necesarios serios cambios.

Noticias relacionadas

Lo ames o lo odies, es innegable que el Cybertruck es diferente; al menos, tenemos que aceptar que Tesla se ha arriesgado con un concepto tan alienígena. Sin embargo, eso no significa que sea un diseño apropiado.

Dejando aparte la estética por un momento, las formas del Tesla Cybertruck pueden ser algo más que polémicas: pueden ser peligrosas e ilegales en algunos países. Y es que las normativas de EEUU, donde ha sido diseñado el Cybertruck, difieren mucho de las de la Unión Europea.

Siempre se ha dicho que en EEUU puede circular cualquier cosa con ruedas; eso no es completamente cierto, ya que hay estados que tienen leyes más duras que otros. Pero por lo general, son los propios fabricantes los que pueden certificar que sus vehículos son seguros para la circulación; mientras que cumplan ciertos prerequisitos, como la presencia de luz de freno o los intermitentes (ambas cosas pueden ser la misma luz), hay cierta libertad.

Esto normalmente no es un problema porque los fabricantes se han acostumbrado a diseñar coches para un lanzamiento global. Para contener los costes, evitan diseñar un coche y luego modificarlo para otro mercado; en vez de eso, diseñan desde el principio un coche que cumpla las principales reglamentaciones de los mayores mercados, para que las modificaciones necesarias sean mínimas (y baratas).

En el caso del Tesla Cybertruck, no está claro que eso se haya tenido en cuenta. al menos, según un experto del SGS-TÜV Saar, una de las organizaciones alemanas encargadas de la certificación de productos; en este caso concreto, es colaboradora del ADAC, la asociación de automóviles alemana. Por lo tanto, su opinión tiene un gran peso a la hora de homologar un vehículo para su circulación en territorio europeo.

El Tesla Cybertruck podría no ser legal en Europa

Algo que, según este experto, Tesla tendrá difícil. Eso normalmente no es un problema, ya que el modelo de Cybertruck presentado al público es un prototipo; el modelo final diferirá en algunos aspectos, probablemente el frontal. La verdadera mala noticia es que los problemas del Cybertruck van más allá de unas simples diferencias reglamentarias, y se centran en la propia seguridad del vehículo.

Curiosamente, el verdadero peligro lo sufrirían los ocupantes; suena extraño, ya que el Cybertruck es grande, pesado y está diseñado para sufrir lo peor. Pero ese es un error habitual cuando hablamos de SUVs y otros vehículos similares: que sean más grandes no significa que sean más seguros.

El diseño del Cybertruck tendría graves deficiencias en la estructura básica en caso de accidente; por lo tanto, el Cybertruck no podría circular en la Unión Europea sin serias modificaciones en la estructura.

Una de las características únicas del Cybertruck, su morro corto y alto, con el pilar A extendiéndose hasta prácticamente el faro delantero, puede ser fatal. Por ley, los coches vendidos en Europa deben poder deformarse en caso de impacto, con el objetivo de disipar energía y que los cuerpos de los ocupantes no sufran tanto; con un morro semejante y unos asientos tan cercanos al frontal, sería difícil pasar las pruebas de choque frontal.

Incluso aunque Tesla fuese capaz de proteger mejor a los ocupantes, hay otro aspecto en el que podría hacer poco: en la protección de los peatones. La parte delantera del vehículo no puede ser rígida, sino ser capaz de deformarse para recibir el cuerpo de la persona atropellada; con un diseño en forma de cuña, el frontal es una parte que tendría que recibir mucho trabajo antes de ser aprobado.

¿Y si Tesla no lanza el Cybertruck en Europa?

Por supuesto, siempre cabe la posibilidad de que todo esto no le importe a Tesla, por una sencilla azón: porque no va a lanzar el Cybertruck en Europa. Aunque todo el mundo ha asumido que el Cybetruck estará disponible junto con el Model 3, el Model S y el resto de modelos, cada vez parece más probable que no será así.

Y es que las camionetas no son especialmente populares en el mercado europeo. Aunque algunos fabricantes como Toyota o Mercedes-Benz ofrecen sus modelos más pequeños en España, los únicos compradores suelen ser agricultores y trabajadores que busquen algo práctico. No es como en EEUU, donde la variedad de camionetas (o pick-ups) disponible es enorme y llena de superventas.

Si desde el principio Tesla sabía que el Cybertruck no iba a recibir la homologación europea, explicaría muchas decisiones de diseño. Sin embargo, por el momento no hay confirmación oficial de que esto sea así.