espacio

espacio

Tecnología

La NASA quiere imprimir piezas en 3D en el espacio para no volver a depender de un lanzamiento

La NASA quiere llevar a la realidad una idea sorprendente: imprimir piezas de sus naves en el espacio para montarlas allí directamente. ¡Os contamos cómo!

Noticias relacionadas

A casi todos nos encanta ver cómo despegan las naves espaciales y los cohetes para exploración espacial; sin embargo, mucha gente desconoce lo costosos que son. Un problema que se agranda, ya que la mayoría de cohetes no son reutilizables.

Firmas como SpaceX ya trabajan en abaratar costes al crear cohetes reutilizables; pero, ¿acaso no hay más soluciones? La NASA parece haber dado con otra alternativa bastante futurista y práctica. Hablamos de imprimir piezas de las naves en 3D directamente en el espacio para montar allí las naves. ¡A continuación los detalles!

Impresión 3D y montaje en el espacio

La compañía Made in Space asegura poder hacerlo y la NASA ha decidido otorgarle un contrato de 73 millones de dólares para que lo demuestren. Si  la idea logra llevarse a la realidad con éxito podría suponer una revolución en lo que a exploraciones espaciales se refiere.

Para cumplir su misión Made in Space empleará Archinaut One; una pequeña nave espacial que, en teoría, será capaz de fabricar y ensamblar componentes de naves espaciales en el espacio; concretamente en la zona de órbita baja terrestre, también conocida como LEO.

Está planificado que Archinaut One se lance al espacio a partir del 2022 desde Nueva Zelanda. Una vez se sitúe en órbita baja terrestre, la nave usará la impresión 3D para crear dos vigas de 10 metros. Después desplegará dos placas solares que suministrarán a la nave cinco veces más energía que sus paneles normales.

¿Qué beneficios tendría?

Según la NASA, el desarrollo de esta tecnología permitiría construir en el espacio y de una manera remota antenas de comunicaciones; telescopios a gran escala; y otras estructuras complejas. Los satélites pequeños también podrían desplegar sistemas de energía de gran superficie hasta ahora solo reservados a los satélites de mayor tamaño.

Del mismo modo, podrían enviarse cohetes o naves mucho más grandes, ya que se eliminaría el problema de tener que enviarlos hasta el espacio. También se evitaría que los astronautas hicieran paseos espaciales por algo que puede realizar directamente Archinaut One.

No cabe duda de que la idea de la NASA y Made in Space es excelente y podría facilitar las exploraciones espaciales. ¿Será suficiente para conocer Marte y otros planetas más a fondo?

Foto destacada: Pxhere