walkman sony 3

walkman sony 3

Tecnología

40 años del Walkman, el dispositivo que popularizó la música como pocos

Este mes se celebra el 40º aniversario del Walkman, el dispositivo de Sony que cambió la manera en la que disfrutamos de la música.

Noticias relacionadas

Hoy en día es posible coger nuestro teléfono e instantáneamente escuchar prácticamente cualquier canción que queramos. Algo impensable hace un siglo, cuando la música era un lujo disponible sólo para unos pocos, no digamos ya de la posibilidad de escuchar lo que quisiéramos. Para la mayoría de la gente, disfrutar de la radio era lo máximo a lo que podían aspirar, y así fue durante medio siglo más. Sí, había tocadiscos y otros dispositivos, pero la mayoría eran demasiado grandes y diseñados para ocupar un sitio en nuestro salón. Lo más parecido a un dispositivo portátil eran las minicadenas y estéreos portátiles que tenías que llevar al hombro.

Y entonces, llegó el Walkman de Sony. El primer dispositivo que realmente era lo suficientemente pequeño y práctico como para llevarlo a todas partes. Y entonces, todo cambió. Es fácil subestimar la influencia que este pequeño dispositivo tuvo en el mundo de la música; de manera efectiva, consiguió popularizar un arte que hasta entonces estaba seriamente limitado. Movimientos culturales nacieron sólo en torno a este aparato y a las posibilidades que ofrecía.

40º aniversario del Walkman

El primer Walkman fue el TPS-L2, y fue lanzado por Sony el 1 de julio de 1979. Frente a los estéreos portátiles, tenía un formato mucho más pequeño, tanto, que podíamos llevarlo en el bolsillo y conectar unos auriculares. Podíamos ir por la calle escuchando música sin que nadie más se enterase, o disfrutar de nuestros temas favoritos sin despertar a la familia. Allá donde fuésemos, podíamos llevarnos a los artistas del momento, y el impacto que tuvo en la industria fue tremendo.

walkman sony 1

walkman sony 1

Cada vez más gente escuchaba cada vez más música, y este aumento de la demanda venía con un abaratamiento de la tecnología. Las cintas de casete ya se habían establecido como un icono popular, una manera de compartir música sin pasar por los canales oficiales como la radio o las discográficas; y ahora podíamos escucharla en el autobús mientras íbamos al trabajo.

Cambió la manera en la que disfrutamos de la música

La única pega era su precio, elevado para la época: 39.433,58 yenes de entonces, o 468 € al cambio y ajustado por la inflación. Pero esto cambió con el paso de los años, y los Walkman y “clones” de otros fabricantes empezaron a apelar al público más joven y alternativo.

El Walkman es el predecesor de todas esas apps de música que usas. El dispositivo que cambió costumbres y la manera en la que disfrutamos de la música. Sony demostró lo que era posible, y el resto es historia. La marca “Walkman” está registrada y se sigue usando, aunque mucha gente la usaba como sinónimo de reproductor de casetes portátil. De hecho, Sony sigue ofreciendo reproductores Walkman; aunque ahora la marca está centrada en productos para audiófilos, con reproductores portátiles compatibles con sonido en alta resolución.