Disco-duro-de-16-TB-portada nueva

Disco-duro-de-16-TB-portada nueva

Tecnología

El primer disco duro de 16 TB a la venta por menos de lo que imaginas

Seagate ha puesto a la venta el disco duro más grande del mundo, de 16 TB, toda una bestia con un precio contenido, viendo las características.

Noticias relacionadas

Los creadores de contenido y las empresas que trabajan con contenido puramente audiovisual necesitan cantidades extremas de almacenamiento. Para los usuarios domésticos, un par de teras son más que suficientes como almacenamiento. Pero, en algunos casos, incluso un disco duro de 16 TB es la única solución. Espera, ¿¡16 TB!? Sí, estamos ante el disco duro más grande del mundo, al menos en el carácter mecánico.

Exacto, como lo lees. El nuevo disco duro de Seagate destinado a datacenters y sistemas de almacenamiento ampliado tiene la friolera de 16 TB. Además, usa la novedosa tecnología HAMR, que permite crear una mayor densidad de espacio en los discos duros sin tener que añadir más platos a estos.

El disco duro de 16 TB: mecánico, pero con una tecnología avanzada y precio “contenido”

Disco duro de 16 TB nuevo

Disco duro de 16 TB nuevo

Este nuevo disco duro se ha puesto a la venta hoy, y está a la venta por unos 600 dólares. Parece muchísimo dinero, pero hemos de entender que almacenamientos SSDs más pequeños de alta capacidad (que no llegan a los 16 TB) son igual o más caros. Además, este disco sin llegar a las velocidades de los SSD, consigue tener más que sus hermanos; concretamente, 7200 RPM. Tiene un consumo de unos 5W, latencias de 4.16 ms y una caché de 256 Mb. Tienen una garantía de 5 años y la tasa de transferencia sostenida del disco duro más grande del mundo es de 261MBps.

Como decimos, este nuevo disco duro de 16 TB tiene la tecnología HAMR. Su funcionamiento es sencillo; la “heat assisted magnetic recording” o grabación magnética asistida por calor permite que sea más fácil escribir nuevos datos con la ayuda de un diodo láser que precalienta el material escribible, lo que consigue que se pueda escribir en áreas más pequeñas del disco aumentando así la densidad de datos.

Esta tecnología a priori iba a ser imposible de implementar para el año 2013. No solo está aquí, sino que además promete que, para el año 2025, existan discos duros de 100 TB. Esta solución no solo ayudaría a los datacenters y a las redes de trabajo; también podría institucionalizar los discos duros de alta capacidad para la gama doméstica.

Y no es el único. Toshiba ya anunció en enero que también traerían sus primeros discos de 16 TB y Western Digital también está en camino de enviar sus primeras unidades de 16 TB, usando eso sí la tecnología MAMR y no la HAMR. Afortunadamente, estas soluciones son ideales para quienes necesitan grandes cantidades de almacenamiento y no pueden pagar los costes gigantescos que suponen los SSDs de capacidad similar.

Imagen de portada | Seagate