CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 75

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 75

Tecnología

El fin de las biopsias puede estar cerca gracias a este dispositivo wearable

Científicos han desarrollado un dispositivo para analizar el cáncer sin biopsia, sólo a partir de la sangre con un proceso sin dolor.

Noticias relacionadas

La biopsia es uno de los procedimientos médicos más molestos para los pacientes, pero precisamente es uno de los más importantes para diagnosticar y luchar contra enfermedades como el cáncer. Este procedimiento consiste en obtener muestras de tejido directamente de los órganos afectados, por lo que puede ser muy doloroso y puede requerir una operación; a diferencia de un análisis de sangre que sólo requiere una simple extracción.

El motivo es simple: es raro que las células cancerígenas sobrevivan en el riego sanguíneo, así que con un análisis de sangre sólo es posible encontrar pistas de que hay algo mal; de hecho, son las pocas células cancerígenas que sobreviven en la sangre las que provocan la metástasis y la propagación de tumores que normalmente acaban con la vida del paciente.

El dispositivo para analizar el cáncer sin biopsia

Para saber exactamente a qué se están enfrentando, los oncólogos necesitan acceso directo al tumor y muestras de tejido, de ahí la biopsia. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan afirma haber desarrollado un dispositivo capaz de sustituir a las biopsias, obteniendo las muestras necesarias sólo a través de la sangre.

Aunque un tumor puede soltar hasta 1.000 células cancerígenas por minuto en el flujo sanguíneo, es perfectamente posible obtener muestras de sangre en las que no haya ninguna, incluso en pacientes con cáncer avanzado. Por eso, este dispositivo se basa en la paciencia. Una vez conectado a nuestro sistema circulatorio, es capaz de capturar células cancerígenas que pasen por las venas de manera continua.

cancer sangre

cancer sangre

El proceso dura unas dos horas aproximadamente, durante el cual es posible capturar una cantidad 3,5 veces superior de células cancerígenas respecto a un análisis de sangre normal.

Los investigadores asemejan este sistema una cámara de seguridad; si tenemos una cámara que sólo hace fotos cada cierto tiempo, es más fácil que algún intruso entre sin ser detectado, pero si tenemos una cámara de vídeo, siempre lo detectaremos. Este wearable es como una cámara de vídeo. En vez de tomar una pequeña muestra y esperar a que las células cancerígenas estén ahí, es mejor comprobar el torrente sanguíneo conforme pasa por una de las venas de nuestro cuerpo.

Más eficiente que una analítica normal

El sistema ya ha sido probado en perros. Durante los experimentos los perros fueron inyectados con células cancerígenas humanas, ya que su sistema inmune es capaz de eliminarlas en apenas unas horas sin consecuencias para el animal. Durante dos horas, fueron conectados a estos dispositivos, que en total analizaron entre un 1 y un 2% de su torrente sanguíneo; como referencia, también les extrajeron sangre para hacerles una analítica convencional. Los dispositivos consiguieron “atrapar” más células cancerígenas, unas 3.5 veces más, y eso puede suponer la diferencia a la hora de analizar un cáncer.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 75

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 75

Este dispositivo en realidad es una miniaturización de un aparato mucho más grande y aparatoso; ahora es tan pequeño que el paciente lo puede llevar atado al brazo y pasar el rato sin molestias. Después de una espera de unas dos horas, se habrían obtenido la cantidad de muestras necesarias para el análisis. Y todo eso, sin pasar por operaciones o extracciones.

El siguiente paso de la investigación supondrá mejorar aún más la captura de células cancerígenas, acelerando el procesamiento de la sangre. Será entonces cuando se podrán realizar las primeras pruebas en seres humanos.