Sensor háptico 5

Sensor háptico 5

Tecnología

Tocar objetos virtuales ayudará a los diseñadores a mejorar sus productos

Este sistema te permite tocar objetos virtuales Gracias a esta clase de métodos se pueden diseñar incluso objetos como coches.

Noticias relacionadas

Las Hololens de Microsoft han permitido que la realidad aumentada consiga que interactuemos con ella a un nivel mucho más íntimo. Se lleva intentando que la realidad virtual consiga lo mismo pero a un nuevo nivel: que con sigamos tocar objetos virtuales con VR y sentirlos. Los sensores hápticos hacen esto posible y ya se está probando.

Es el caso del fabricante de coches Nissan, que está usando el sistema háptico en forma de guantes HaptX para que sus diseñadores puedan probar los diseños en VR tocándolos, sintiéndolos y sobre todo poniéndose en la piel del conductor final. Hay un vídeo que demuestra su funcionamiento y es increíble.

Tocar objetos con realidad virtual: un sinfín de usos

Pongámonos por un momento en la piel de unos diseñadores de coches. Imaginemos que conseguimos crear un diseño que nos guste y que se apruebe. El problema es que no podremos limar sus problemas hasta que el coche esté, al menos, fabricado en forma de prototipo. Esto conlleva gastos y tiempo, por lo que sería genial que se pudiera probar antes siquiera de que estuviera creado.

El sistema usado por Nissan llamado HaptX consiste en 2 guantes que se conjuntan con unas gafas de realidad virtual, las cuáles por cierto (en el vídeo) son las HTC Vive. Este sistema está siendo usado por los diseñadores de Nissan no sólo para crear sus propios diseños y moldearlos a gusto, sino para comprobarlos, tocarlos y darles el visto bueno.

Sensor háptico 2

Sensor háptico 2

Sí, sabemos que otros sistemas como Hololens pueden realizar este mismo trabajo. La diferencia entre esos sistemas y HaptX es que mientras los primeros permiten a los diseñadores “dibujar” en un entorno virtual o que sus ejecutivos puedan ver en un modelo tridimensional el diseño del coche, los segundos consiguen que los diseñadores tengan más control gracias a la retroalimentación háptica.

Los usuarios que usen este sistema de gafas pueden sentir aquello que están creando y diseñando, de tal forma que puedan comprobar de primera mano si, ciñiéndonos al ejemplo de Nissan, el volante del coche está demasiado alto, la botonera está bien situada o si es cómodo usar las herramientas del panel de control. Pueden cambiar las superficies a través del tacto de una manera muy parecida a cómo un escultor que trabaja con arcilla dará forma al material para lograr una apariencia determinada.

Gracias a lo cuál se puede tener un modelo virtual a escala normal, y así asegurarse de que el diseño no tiene fallos graves y que todo esté correcto para que pase a la fase de producción. Hacer todo esto virtualmente ahorra costes y gracias a la posibilidad de que incluso dos personas en distintos lugares del mundo puedan interactuar a la vez con el modelo, se diversifica en productividad.

Sensor háptico 4

Sensor háptico 4

Entre otras cosas estos guantes HaptX permiten al usuario agarrar cosas, girarlas, tirar de ellas, etcétera. Estos sensores hápticos le dan retroalimentación al usuario en tiempo real para que lleve a cabo la acción y volviendo de nuevo al caso de los coches, se pueden comprobar (por ejemplo) los giros del volante, su agarre, el alcance de los controles del panel de control, etcétera.

Según la misma Nissan,  los diseños de su coche eléctrico Leaf y su concepto IM han sido realizados en modelos virtuales, pero no han aclarado si han usado HaptX para su creación. Las posibilidades son infinitas si este sistema se populariza y se verían principalmente beneficiados los estándares de calidad de nuestros productos, al menos de los más caros. Menos errores en la producción equivalen a un usuario más contento con el resultado. Siendo justos esto realmente es nuevo, pero su inclusión en la gran industria es muy reciente pero parece tener futuro.