bautizo virtual 1

bautizo virtual 1

Omicrono

Llegan los bautizos virtuales: cómo un pastor usa realidad virtual para evangelizar a los jóvenes

Una "iglesia de realidad virtual" está realizando bautizos virtuales, organizados en mundos virtuales con una variedad de personajes.

Noticias relacionadas

Internet y nuevas tecnologías como la realidad virtual no solo sirven para conectar a personas; también para compartir conocimientos, costumbres y creencias. La red de redes se ha convertido en un auténtico crisol de culturas, y eso ha obligado a muchas instituciones a modernizarse para sobrevivir. Esto es algo especialmente importante para las organizaciones religiosas de todo el mundo, que han visto cómo su conexión con los jóvenes se ha perdido en los últimos años.

Pero, ¿cómo convencer a los jóvenes de que abandonen la partida de Fortnite un momento para hablar de Dios? En VR Church creen que la solución no es que se desconecten para ir a la iglesia: es llevar la iglesia a sus mundos virtuales.

Los bautizos virtuales, basados en realidad virtual

bautizo virtual 2

bautizo virtual 2

Esta organización usa la app AltspaceVR, una red social diseñada para realidad virtual, y VRChat, una app que permite crear salas de chat, y en la que podemos cambiar el aspecto de nuestro avatar como queramos. Podemos ser una chica de aspecto anime, o el personaje de nuestro videojuego favorito, o simplemente basarnos en una fotografía para crearnos a nosotros mismos.

Es en este espacio que se dan escenas tan surrealistas como el bautizo virtual de una chica anime, con Winnie The Pooh y uno de los Rabbids (¿alguien se acuerda de los Rabbids?) entre los testigos. La persona bautizada es Drumsy, aunque no tuvo que salir de su casa; el pastor D.J. Soto de la VR Church se encargó de todo a miles de kilómetros de distancia. Puede que falte la liturgia acostumbrada en este tipo de eventos, pero por lo demás es un evento no muy diferente al de la “vida real”.

Para jóvenes, pero también para gente que no puede salir de casa

El pastor D.J. Soto explicó cómo este no era el primer bautizo virtual que realizaba; y de hecho, lleva ya un año evangelizando a través de realidad virtual, principalmente a jóvenes. Pero estas experiencias no están pensadas sólo para ellos; D.J. Soto cuenta la historia de una chica que no podía salir de casa, y que gracias a la realidad virtual cumplió su deseo de ser bautizada.

Para Drumsy, ha sido una de las experiencias “más alocadas” que ha vivido en realidad virtual, y eso ya es decir. Desde luego, la escena es para enmarcarla. ¿Es este el futuro de la iglesia?