Tecnología

Los mares se llenarán de barcos autónomos en los próximos años gracias a Rolls-Royce

Rolls-Royce se ha aliado con Intel para desarrollar barcos autónomos, que en apenas unos años podrían empezar a navegar por si solos.

16 octubre, 2018 13:12

Noticias relacionadas

En Omicrono hemos hablado mucho de coches autónomos, pero debemos recordar que estos no son los únicos vehículos que pueden beneficiarse de esta tecnología. Especialmente cuando el transporte de personas no es ni mucho menos el único campo en el que se puede innovar.

El transporte de mercancías autónomo tiene incluso más potencial; y es en el que están invirtiendo algunos de los grandes nombres del sector. Por ejemplo, los camiones autónomos, que pueden conducir todo el tiempo que haga falta sin descansar; pero no son los únicos. Otros vehículos, como los aviones o los barcos, también pueden ser autónomos.

Rolls-Royce es una de las compañías que más está invirtiendo en barcos autónomos; no debemos confundirla con el fabricante de coches de lujo (aunque empezaron como el mismo ente). Rolls-Royce Marine ofrece todo tipo de barcos para todo tipo de tareas; y sus motores son mundialmente famosos.

Barcos autónomos, el siguiente paso

Pero donde está invirtiendo más últimamente es en Inteligencia Artificial que controle los barcos; desde hace ya ocho años ha trabajado en “ship intelligence”, que los barcos sean capaces de obtener datos de sus alrededores y usarlos para tomar las decisiones adecuadas.

Ahora Rolls-Royce ha anunciado una alianza con Intel; el fabricante de procesadores ofrecerá el hardware necesario para ofrecer los primeros barcos completamente autónomos. El objetivo es que el primer barco sin tripulación surce los mares en el 2025.

rolls-royce barco autonomo 1

rolls-royce barco autonomo 1

El primer paso hacia ese objetivo es el “sistema de conciencia inteligente”, pensado para ayudar a la tripulación de los barcos actuales. El sistema consta de una serie de cámaras, radares y LIDAR, que son gestionados por un programa central; con un procesador Intel Xeon y almacenamiento SSD con memoria 3D NAND; una vez instalados en el barco, este básicamente gana “ojos y orejas”, según los ingenieros.

El sistema genera aproximadamente un terabyte de datos cada día; datos que son analizados en busca de posibles problemas. Por ejemplo, usando visión artificial el sistema es capaz de encontrar obstáculos; como por ejemplo, otros barcos cercanos. Por el momento, el sistema no toma el control, sino que avisa al puente para que tomen la decisión adecuada.

rolls-royce barco autonomo 4

rolls-royce barco autonomo 4

El sistema es capaz de identificar diferentes tipos de barcos, como cruceros o petroleros. Es especialmente útil en situaciones de baja visibilidad, como por ejemplo, con mal tiempo; y puede ser la salvación en puertos o lugares con mucho tráfico de barcos. Usando LIDAR, el sistema muestra en tiempo real las distancias, y lanza una alarma si son demasiado cortas.

rolls-royce barco autonomo 2

rolls-royce barco autonomo 2

Por lo tanto, en la actualidad este sistema se parece más a la “ayuda a la conducción” de muchos coches actuales; pero el objetivo es que sea mucho más. Rolls-Royce calcula que en los próximos 18 meses veremos los primeros trayectos comerciales operados de manera remota; y los barcos completamente autónomos deberían ser el siguiente paso. Sin embargo, el fabricante también ha hablado del mayor obstáculo que se pueden encontrar: la legislación, que si no es modernizada evitará el uso de estos navíos.