tiangong-1

tiangong-1

Tecnología

Una estación espacial caerá a la Tierra en los próximos días, así puedes seguirlo

La primera estación espacial china, Tiangong-1, caerá a la Tierra durante las próximas semanas. En 2016 se declaró fuera de control y perdida.

Noticias relacionadas

Tiangong-1, la primera estación espacial construida por China y puesta en el espacio, caerá en abril en nuestro planeta. Y su reentrada será no controlada, es decir, nada ni nadie controlará la manera en la que descienda sobre el planeta Tierra. No hay demasiado peligro, aunque pueden quedar restos de la nave que alcancen la superficie terrestre.

Todo esto no es una novedad: en 2016 los responsables chinos ya anunciaron que la nave espacial se daba por perdida. La causa fue su abandono tras una misión de dos años. La órbita de la nave dejó de corregirse, y desde entonces no ha parado de descender a causa de la gravedad de la Tierra. Será a principios de abril cuando la atmósfera terrestre retenga a Tiangong-1.

Tiangong-1 caerá en las próximas semanas

tiangong-1-ventana-entrada-esa

tiangong-1-ventana-entrada-esa

Según las predicciones de la Agencia Espacial Europea (ESA), quienes llevan tiempo siguiendo la pista a Tiangong-1, estiman que caerá en la Tierra entre el 30 de marzo y el 6 de abril. Eso sí, avisan que se trata de una predicción muy variable. Puede que se cumpla, aunque también puede que se adelante o se retrase. Recordemos que es una nave sin rumbo, a merced de la gravedad terrestre.

El área donde podrá caer es bastante grande. Según la ESA, puede caer entre los 43º norte y los 43º sur. Dentro de este área puede caer donde sea, aunque con mayor probabilidad en los bordes. Incluyendo España, Grecia, el note de China, Argentina o Chile. Lo malo es que la ESA asegura no poder obtener una predicción concreta, debido a que la nave está fuera de control.

tiangong-1-lugar-caida-esa

tiangong-1-lugar-caida-esa

En cualquier caso, Tiangong-1 no es una estación grande. Mide unos 10 metros y buena parte de su peso, 8 toneladas y media, era el combustible. Si China ha declarado la nave perdida, es de suponer que no quede combustible para controlarlo. Algo bueno por otra parte, ya que su combustible es tóxico para los humanos.

Con todo esto en mente, lo más posible es que la mayoría se desintegre cuando entre en la atmósfera. El riesgo está en los pequeños trozos que pueden sobrevivir a la reentrada, y que pueden caer en cualquier parte. Aun así, es un riesgo tan pequeño que incluso podríamos considerarlo anecdótico.

La historia de Tiangong-1: la primera estación china

tiangong-1-cohete

tiangong-1-cohete

La estación espacial Tiangong-1 (“palacio espacial” en chino), la primera que China lanza al espacio,y  se lanzó el 29 de septiembre de 2011 sin tripular. Por aquel entonces la idea era que Tiangong-1 sirviera como prototipo para Tiangong-2 y 3, que formarán una nueva estación más grande en 2023.

Mientras, Tiangong-1 sirvió para que astronautas chinos residieran en el espacio. Las naves espaciales Shenzhou 8 (sin tripular), 9 y 10 (tripuladas) se han acoplado a la estación durante sus dos años de vida. Estas misiones tripuladas han destacado al llevar en su interior a las primeras astronautas mujeres chinas.

tiangong-2

tiangong-2

En junio de 2013 la última tripulación que ocupó Tiangong-1 volvió a la Tierra. Desde entonces no se ha llevado a cabo ninguna misión, quedando inactiva. Según China, la nave se quedó en órbita con el propósito de recoger datos sobre la durabilidad de componentes clave. En teoría, se le mandaría reentrar en la atmósfera cuando este propósito terminase.

Pero las cosas han ido algo diferente a lo esperado. Después de alargar dos años su vida útil, hasta marzo de 2016, China anunció que la misión había acabado. El problema es que había acabado al perder el enlace telemétrico con la estación. Un par de meses después, seguidores de satélites amateurs se dieron cuenta de que la estación había perdido el control.

tiangong-1-montaje

tiangong-1-montaje

Todo esto forzó a los oficiales chinos a confirmar que China había perdido el control sobre Tiangong-1. A partie de entonces sólo podemos especular, incluyendo China, sobre cuándo volverá a la Tierra. En aquel momento los oficiales estimaron que se desintegraría en la atmósfera a finales de 2017.

Una reentrada que probablemente será anecdótica

Lo normal en estas situaciones, cuando una nave deja de ser útil, es hacer una entrada controlada sobre el océano. Ese fue el caso del MIR, la última estación espacial que terminó cayendo en la Tierra. Rusia realizó una reentrada controlada en 2001 sobre el Océano Pacífico. En este caso, China no controlará al Tiangong-1 durante el descenso.

tiangong-1

tiangong-1

Aun así, es poco probable que ocurra nada reseñable. La caída de elementos del tamaño del Tiangong-1 en la Tierra se produce dos o tres veces al año. En cualquier caso, y si cae cerca de ti, procura no tocar ningún resto del artefacto y tampoco respirar los vapores que pueda emitir.

Cómo seguir la caída de Tiangong-1 a la Tierra

Al ser los responsables de la nave, China también está haciendo un seguimiento del Tiangong-1 en su reentrada a la atmósfera. En esta página de la agencia espacial china (en la sección Notice) se publican actualizaciones diarias sobre el estado de la estación espacial, incluyendo su altura actual.

En cada nota publicada desde esta web se especifica la fecha, la altitud media de Tiangong-1 y su ángulo de inclinación cada día. También se comunica si ha ocurrido alguna anomalía a lo largo del día. Quizás no sea tan bueno como un streaming a lo SpaceX, pero no deja de ser una manera de mantenernos informados sobre su estado.