autopilot tesla

autopilot tesla

Tecnología

Ver coches Tesla evitando accidentes es muy placentero, y todos los coches deberían ser así

Ver coches Tesla evitando accidentes gracias a su sistema semi-autónomo Autopilot es cada vez más frecuente.

Noticias relacionadas

El Autopilot de Tesla no es un sistema completamente autónomo, al menos de momento, pero sí que es muy interesante ante ciertas situaciones de peligro, sobre todo. Es capaz de detectar objetos, peligros, e incluso de conducir por sí solo el coche siempre y cuando no sea necesario cambiar de carril, situación ante la que tendrá que intervenir un humano.

Por ello, Tesla insta a sus usuarios que, aunque parezca que este sistema es la solución para pegar una cabezadita mientras conducimos por la autopista, no se distraigan nunca al volante, obligándoles, en cierto modo, a tener las manos siempre en el volante. De hecho, ya ha ocurrido un accidente mortal por esto mismo y Tesla no se hace responsable por no seguir las reglas.

Aún así, hay gente que usa, por ejemplo, naranjas, con las que se puede inhibir el sensor de los Tesla que detecta si tenemos las manos sobre el volante o no. Esto es peligrosísimo, porque ante cualquier eventualidad, no estaremos preparados para reaccionar, pues, recordemos, el sistema no es completamente autónomo.

Los Tesla, capaces de apreciar lo que no vemos

Como dicen en Microsiervos, YouTube está lleno de vídeos de accidentes rusos, pero también podemos encontrar, no muy difícilmente, muchos vídeos del sistema Autopilot de Tesla haciendo su trabajo y evitando accidentes, y son muy placenteros, aunque no son tan virales como los accidentes rusos.

De todos ellos, sacamos algo en claro: el sistema Autopilot funciona sencillamente bien. Es capaz, incluso, de ver a una manada de jabalíes en medio de la noche, donde ni siquiera una persona probablemente ni lo vería hasta estar encima de ellos. También es capaz de anticiparse a accidentes en los que están involucrados otros vehículos y no nosotros, pues estos también suponen un peligro muy importante.

Y no solo analiza todo lo que ocurre en la parte delantera del Tesla, sino también en la parte trasera, donde pueden ocurrir otra serie de peligros, como por ejemplo que un coche sin frenos se acerque peligrosamente a nosotros, situación en la que el Tesla, como podemos ver por los vídeos, acelera si no hay obstáculos de frente para evitar un choque.

Todos los vehículos capaces de evitar accidentes, ¿para cuándo?

Ahora solo queda esperar a que el resto de vehículos incluyan sensores capaces de detectar accidentes, pues, lejos de servir para la conducción autónoma, algo que está muy lejos de convertirse en la ‘tónica general’, son útiles para la detección de peligros antes incluso de que la persona pueda percibirlos, y reaccionar a conciencia frenando o acelerando.

Y eso, muy probablemente, daría pie incluso a una reducción de las cuotas de los seguros de coches, algo de lo que ya hemos hablado. Coches más seguros implican menos probabilidad de accidentes, lo que implicaría a su vez cuotas de pólizas cada vez más económicas. De momento, son pocas las aseguradoras que tienen descuentos para vehículos autónomos, pero la iniciativa ya está en marcha.