wifi gratis free wifi

wifi gratis free wifi

Tecnología

Ya hay redes Wi-Fi públicas que usan a sus usuarios para minar criptomonedas

Alguien ha descubierto que un Starbucks usa su Wi-Fi público para que sus clientes minen criptomonedas a su costa.

Noticias relacionadas

Ya es sabido por todos que muchas páginas web están usando nuestra CPU para minar criptomonedas. Incluso hay sitios webs que han conseguido seguir minando cuando cierras la ventana del navegador en el que estás. Minar, para quien no conozca qué es, es realizar una serie de cálculos a cambio de criptomonedas que posteriormente se pueden cambiar por dinero o servicios.

Por supuesto, el ordenador usado para ello (denominémoslo como ordenador zombie) no ve un duro, sino que todo se lo queda el administrador del portal o de la aplicación. Es una forma de eliminar los molestos anuncios, pero el hecho de que lo haga sin permiso, además de que consume bastantes recursos, no ha gustado nada al internauta medio, por lo que no ha sido para nada bien acogido.

Ahora, también se conoce que algunos puntos de Wi-Fi gratis están tratando de sacar provecho minando criptomonedas con tu ordenador, del mismo modo que lo haría una web o una aplicación. Es decir, que al conectarte al Wi-Fi de tu cafetería favorita, pueden estar usando tu CPU (y por lo tanto acortando su vida, pues se recalienta en exceso, además de estar consumiendo tu batería, provocado también por ese exceso de uso) para minar, ¡y todo sin ver una parte proporcional de ese dinero ganado!

Redes Wi-Fi abiertas que también usan tu CPU

Minar nosotros mismos, con una CPU normal (sobre todo con la de un teléfono), probablemente no nos reporte mucho beneficio. No obstante, la cosa cambia cuando no tenemos un solo teléfono u ordenador, sino miles. Imagina un aeropuerto por el que pasen decenas de miles de personas al día. O la cafetería más concurrida de tu ciudad, ¿cuánta gente podría conectarse a su Wi-Fi abierto al día?

bitcoin criptomoneda moneda virtual

bitcoin criptomoneda moneda virtual

En este caso, el minado solo dura 10 segundos; luego, se puede navegar con normalidad

Esta nueva técnica ha sido descubierta por un cliente de un Starbucks de Buenos Aires, Argentina. Lo que hace el comercio con su Wi-Fi, en concreto, es redirigir al usuario a un sitio web vacío en el que permanecerá durante 10 segundos y en el que se estará haciendo uso de un software encargado de minar criptomonedas.

Es decir, que una vez accedamos al Wi-Fi, tendremos que pasar sí o sí por una web en la que estaremos 10 segundos minando (sin saberlo) para poder navegar por Internet.

El software usado es, nuevamente, Coin Hive, el que lo comenzó todo. Entre comillas, esto es bueno, pues, al usar un software conocido, se puede bloquear fácilmente. De hecho, la gran mayoría de extensiones para bloquear este tipo de códigos se centran en Coin Hive, pues es el algoritmo más extendido.