paralisis del sueño

paralisis del sueño

Tecnología

Parálisis del sueño: qué es y cómo enfrentarse a ella

Os hablamos de la parálisis del sueño, un curioso fenómeno por el que muchos nos hemos visto afectados en alguna ocasión mientras dormíamos.

Noticias relacionadas

Dormir es una experiencia gratamente placentera, hasta que nuestro sueño se ve enturbiado por fenómenos como la parálisis del sueño.

Posiblemente muchos de vosotros hayáis padecido en algún momento esa terrible sensación de despertar en mitad de la noche con todos los músculos del cuerpo paralizados, como si una fuerza invisible nos hubiese atado fuertemente a la cama.

Es un suceso bastante común de forma aislada, pues se considera que aproximadamente la mitad de la población lo ha padecido en algún momento de su vida, pero cuando se vuelve realmente molesto es cuando se convierte en algo recurrente, normalmente por ir asociado a otros trastornos. Por eso, por dirigirnos a las mentes curiosas que se sienten atraídas por el trasfondo de este tipo de fenómenos y, sobre todo, por aconsejar a quiénes los experimentan a menudo, hoy os vamos a contar en qué consisten y cómo podemos enfrentarnos a ellos.

¿En qué consiste la parálisis del sueño?

paralisissueno

paralisissueno

La parálisis del sueño tiene lugar cuando recuperamos la conciencia después de que el cuerpo ya haya relajado los músculos, con el fin de ahorrar energía.

Como resultado, aunque nuestra lucidez y nuestros sentidos funcionan correctamente, somos incapaces de mover cualquier músculo, por lo que se desencadena una sensación de angustia terrible, que a veces va acompañada de alucinaciones visuales y auditivas, que llevan a quién lo siente a sentir una presencia inexistente. 

No se trata de un trastorno peligroso para la vida, y puede darse justo en el momento de dormirnos (hipnagógica) o después, al despertarnos bruscamente (hipnopómpica).

El estrés, un gran responsable de la parálisis del sueño

estres

estres

Aunque las causas de esta parasomnia no están totalmente claras, muchos expertos creen que el estrés es uno de sus principales desencadenantes, pues nos lleva a irnos a dormir en estado de alerta, impidiendo que perdamos totalmente la consciencia, aunque nuestros músculos ya se hayan relajado.

Por otro lado, también suele aparecer acompañando a otros trastornos, especialmente la narcolepsia y algunas enfermedades psiquiátricas, y en ocasiones muy aisladas puede ser de tipo familiar, al afectar a todos los miembros de una familia.

¿Cómo podemos luchar contra la parálisis del sueño?

dormida

dormida

Como os decía, la parálisis del sueño no es un trastorno que amenace a nuestra vida, pero sí que resulta muy perturbador, especialmente si se da de forma repetida, por lo que es interesante aprender cómo debemos enfrentarlo.

El primer paso para conseguirlo es la relajación, pues la ansiedad sólo consigue que los músculos se tensen aún más si cabe, empeorando el resultado.

Por lo general, los especialistas recomiendan que nos tomemos un momento de relajación y comencemos a abrir los ojos y mover las extremidades poco a poco. En un principio parece imposible, pero después veremos que se puede.

También es muy importante no tratar de dormir inmediatamente, pues en ese caso la experiencia podría repetirse, por lo que lo más aconsejable es levantarse y permanecer despierto un tiempo.

Por otro lado está la meditación, que ayuda a desconectar de las posibles alucinaciones asociadas, ayudándonos a centrarnos en otros pensamientos más positivos, hasta que el proceso de parálisis pase.

Si nada de esto funciona y el suceso se vuelve recurrente, algunos médicos recurren a recetar antidepresivos tricíclicos, por su acción inhibidora de la fase REM; pero, por lo general, esto no tiene por qué ser necesario.

Aunque la mitología tradicional asegure que estos fenómenos se deben a la presencia de espectros y otros fenómenos paranormales, no debemos dejar que nos venzan nuestros temores, pues sin duda el miedo sí que es un monstruo terrible que debemos evitar.