Omicrono

Omicrono

Tecnología

Terapia génica para reparar la pérdida de audición

Los problemas de audición son un problema más real cada día, pero la terapia génica podría reparar la pérdida de audición en un tratamiento novedoso.

Noticias relacionadas

Cada vez más y más adolescentes escuchan música a volúmenes peligrosos, hasta el punto de provocar la pérdida de audición si esa tendencia continúa durante mucho tiempo. Otros afectados por la pérdida de audición, aunque esta vez no hablemos de irresponsables que se terminarán arrepintiendo, son los que trabajan en el ámbito militar y las personas mayores, y ya se están tratando de realizar avances importantes para ayudar a esas personas a reparar la pérdida de audición.

Seguro que os suena el nombre de Novartis, una empresa farmacéutica suiza que tiene en su portfolio una buena cantidad de medicamentos vendidos en España y otras partes del mundo. La investigación en biomedicina es otro de los campos en el que están metidos de lleno, y podrían haber dado con la clave para ayudar a todas esas personas afectadas por la pérdida de audición. Y de paso llevarse unos cuantos millones, todo sea dicho.

implantecoclear

implantecoclear

Novartis planea solucionar este último problema con la terapia génica, tal y como podemos leer en Bloomberg: creando un tratamiento que hace que vuelvan a crecer las células del oído. Para ser exactos, es capaz de hacerlo utilizando un virus del resfriado inactivo, que deposita un gen en el oído interno que indica a las células del oído que vuelvan a crecer.

El único problema de nuestra bonita teoría es que, para depositar ese gen en el oído interno, un cirujano tiene que perforar el estribo e inyectar el contenido con una aguja. Por desgracia, no funciona con aquellos pacientes que tengan pérdidas auditivas por cuestiones genéticas, y se va a probar con 45 pacientes estadounidenses con resultados esperados en 2017. Sea lo que sea, no podemos esperar una aprobación más pronto que tarde, pero lo cierto es que parece una técnica prometedora.