Tecnología

Un trasplante de células madre para curar el Parkinson

Noticias relacionadas

La enfermedad de Parkinson es una dolencia que está extendida por todo el mundo y que afecta por igual tanto al sexo masculino como al femenino. De hecho, es el segundo trastorno neurodegenerativo más frecuente, situándose únicamente por detrás de la enfermedad de Alzheimer.

Recordemos que la enfermedad de Parkinson se produce por la pérdida gradual de neuronas que liberan una molécula denominada dopamina, un neurotransmisor que regula el movimiento y las respuestas emocionales del organismo, lo que explica el conjunto de signos y síntomas que nos vamos a encontrar en esta enfermedad.

Sin embargo, a pesar de tratarse de una de las enfermedades neurodegenerativas más importantes del mundo, a día de hoy todavía no se ha descubierto ninguna cura contra la enfermedad de Parkinson. Nuestras posibilidades terapéuticas siguen siendo mínimas, pues el tratamiento actual va enfocado a reducir los síntomas mediante el empleo de una serie de fármacos que desgraciadamente no atajan el problema de raíz.

Ya hemos hablado en una entrada anterior de Medciencia sobre una de las posibles curas que se podrían desarrollar en un futuro para tratar esta enfermedad, y que consiste nada más y nada menos en trasplantar esas neuronas que se pierden en el cerebro del paciente.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Lund en Suecia ha investigado sobre esa vía terapéutica y ha demostrado que es posible producir una nueva generación de neuronas que producen dopamina a partir de células madre de embrión humano para después ser trasplantadas en el cerebro.

Células madre para curar el Parkinson

Los investigadores han llevado a cabo el experimento en ratones, y para ello han tenido que destruir las neuronas dopaminérgicas de una región cerebral con el objetivo de crear modelos en ratones de la enfermedad de Parkinson muy similares a lo que ocurre en humanos.

Tras una labor majestuosa en la que los investigadores consiguieron diferenciar células madre de embrión humano en neuronas dopaminérgicas, estas células fueron trasplantadas en los cerebros de los ratones; pero, ¿consiguieron funcionar correctamente estas células “extrañas” en el cerebro del ratón?

Sorprendentemente, las células que se trasplantaron se comportaron como auténticas neuronas dopaminérgicas, pues sobrevivieron a largo plazo y restauraron la producción de dopamina en el cerebro. Además, por si lo anterior no fuera suficiente, estas neuronas fueron capaces de conectarse con otras zonas del cerebro, aunque éstas se encontraran a una gran distancia.

“Estas células tienen la misma capacidad que las células dopaminérgicas normales del cerebro. […] Este ha sido nuestro objetivo desde hace algún tiempo, y el siguiente paso es producir las mismas células bajo los reglamentos necesarios para uso humano”, explica el principal autor del estudio, Malin Parmar.

Según detallan los integrantes del equipo, esperan poder llevar a cabo los ensayos clínicos dentro de unos 3 años. Si los extraordinarios resultados que se han obtenido en estos ratones se consiguen repetir en humanos, estaríamos ante un hito sin precedentes en la historia de la medicina.

Fuente: Lund University