Tecnología

Los 10 trucos científicos que te acercarán a la felicidad

Noticias relacionadas

¿Haces lo suficiente para ser feliz? Con esto de la rutina, posponemos la felicidad al fin de semana, vacaciones, o cualquier evento que nos saque del día a día. Por ello, hoy os vamos a mostrar 10 trucos respaldados por la ciencia que nos ayudarán a ser más felices (o al menos a intentarlo).

1. Realiza más ejercicio

pixel

pixel

Con 7 minutos basta, menciona el New York Times. El ejercicio tiene un efecto tan profundo en nuestra felicidad y bienestar que se ha categorizado como una de las mejores estrategias para superar la depresión.

En un estudio citado en The Happiness Advantage, de Shawn Achor, se trata la depresión de 3 grupos de pacientes con medicación, ejercicio o una combinación de ambas.

Los resultados fueron sorprendentes, aunque todos experimentaron avances frente a la depresión de manera similar, las evaluaciones realizadas 6 meses después para estudiar la tasa de recaída demostraron que la tasa de recaída en los que habían realizado ejercicio como terapia era solo del 9 %, frente a 31% de los que combinaron y 38% de los que tomaron medicamentos.

Tampoco hace falta que estés deprimido para realizar ejercicio, también nos ayuda a relajarnos y aumentar la capacidad cerebral.

2. Duerme más

Dormir nos ayuda a recuperarnos del día, concentrarnos y ser más productivos. El estado de relajación que nos proporciona es además vital para nuestra felicidad.

Po Bronson y Ashely Merryman de NatureShock, nos comentan:

“Los estímulos negativos son procesados por la amígdala, y los recuerdos positivos o neutrales por el hipocampo. La falta de sueño golpea más fuerte en el hipocampo que en la amígdala. Por ello las personas con falta de sueño recuerdan con dificultad las memorias agradables, y con más facilidad las negativas”

Un estudio en estudiantes universitarios con falta de sueño, se les encomendó tratar de memorizar una lista de palabras. Pudieron recordar el 81% de las palabras con connotación negativa, como ‘cáncer’. Y solo pudieron recordar el 31% de las palabras con connotación positiva o neutra, como ‘sol’ o ‘canasta’.

3. Vive más cerca del trabajo

Es incluso más importante que tener una casa grande. Nuestro viaje a la oficina puede tener un sorprendente impacto en nuestra felicidad. El hecho de que realizamos tal viaje dos veces al día, cinco días a la semana, hace que esta incomodidad se acumule con el tiempo y nos haga menos felices.

Mientras que determinadas condiciones no afectan a nuestra felicidad a largo plazo pues acabamos acomodándolas, el trayecto al trabajo es algo que nunca hemos logrado aclimatar a nuestro ritmo de vida. Como afirma Daniel Gilbert, psicólogo de la Universidad de Harvard:

 “Conducir con tráfico es un infierno diferente todos los días”

4. Pasa más tiempo con tus amigos y tu familia

Una de las 5 lamentaciones al morir es el no haber dedicado el tiempo que querías a tus amigos y familia.

Un estudio publicado en Journal of Socio-Economics afirma que tus relaciones valen más de 100.000$:

“Un aumento en el nivel de implicaciones sociales ( o relaciones) posee un valor de hasta 85.000 libras en términos de satisfacción. Podríamos cambiar nuestra renta anual en 100.000 dolares y aún así podríamos seguir siendo menos felices que una persona con fuertes vínculos sociales”

Claro está que sin unas condiciones económicas adecuadas tampoco podemos llevar adelante nuestra familia, por ello estos datos debemos interpretarlos alrededor de la clase media.

5. Sal fuera

El aire fresco de la calle no solo mejora nuestro humor, sino que además amplia nuestro pensamiento y memoria. 20 minutos es suficiente, que pueden ser durante el almuerzo, cuándo realizas deporte o cualquier otro tipo de actividad.

En un estudio en Reino Unido de la Universidad de Sussex, encontró que estar fuera nos hace más felices. Cerca del mar, en la montaña, o cualquier otro sitio que nos aleje de los núcleos urbanos, demostró hacer más felices a las personas implicadas en el estudio.

American Meteorological Society publicó en 2011 una investigación que indicaba la gran relación entre temperatura y felicidad, siendo esta máxima a los 13.9ºC.

6. Ayuda a los demás

100 horas al año (o dos por semana) es el número óptimo de tiempo que debemos dedicar a ayudar a los demás para enriquecer nuestras vidas.

En un estudio de The Journal of Happiness se indicó a los participantes que recordaran una compra que realizaron para ellos o para otra persona. Las personas que recordaron una compra para otra persona presentaban una felicidad más significativa que las demás.

Pero no solo nos hace más felices hacer regalos. Dedicar parte de tu tiempo en ayudar a un amigo con sus mudanzas, en montar junto a él su nueva piscina o simplemente charlar sobre como le van las cosas, nos hace mucho más felices.

7. Practica la sonrisa

Sonreír sin razón nos puede hacer sentir mejor, pero cuándo es algo positivo lo que genera nuestra sonrisa los beneficios son mayores.

Un estudio reciente de la Universidad Estatal de Michigan sugiere que los trabajadores de servicio al cliente que fingían sonreír a lo largo del día empeoraban su estado de ánimo y disminuía su productividad. Sin embargo, los trabajadores que sonreían como resultado de cultivar pensamientos positivos mejoraban su estado de ánimo y productividad.

8. Planea un viaje, pero no lo realices

orange_revelats-468x448

orange_revelats-468x448

Suena absurdo, pero se ha demostrado que el pico máximo de felicidad en un planning de vacaciones se adquiere durante el planteamiento.

Un estudio encontró que personas que pensaban en ver su película favorita aumentaban el nivel de endorfinas un 27%. Si no puedes tomarte unas vacaciones ahora no te preocupes, señala en el calendario una fecha para permitirte un viaje, aunque no lo vayas a realizar. Un simple círculo alrededor del día nos recordará el plan y nos hará más felices.

9. Medita

La meditación nos lleva a experimentar una sensación de calma y bienestar. Estudios han demostrado que minutos después de la meditación, experimentamos una mezcla de calma y satisfacción. así como el aumento de nuestra empatía. Una meditación regular mejora nuestros niveles de felicidad.

10. Aprende a agradecer

Personalmente considero este punto como el más importante, ya que una persona agradecida facilita las relaciones sociales y consigue vínculos más fuertes, mientras que una persona desagradecida lo único que consigue es ir cerrando puertas.

En un estudio, participaron 219 hombres y mujeres que escribieron 3 cartas de gratitud durante un periodo de 3 semanas. Los resultados indicaron que la actividad de escribir cartas de gratitud aumentó la felicidad de los participantes, y redujo los síntomas depresivos. 

Fuente | TheSpiritScience