Tecnología

Los intestinos, la posible clave para curar el cáncer

Noticias relacionadas

Han corrido ríos de tinta acerca de las múltiples curas contra el cáncer. Por ejemplo, hace poco nuestro compañero David os explicaba dos nuevos hallazgos que podrían ayudarnos a encontrar la cura contra el cáncer, y hace casi un año yo mismo os hablé de una posible vacuna contra el cáncer que no se fabricó por falta de presupuesto. La realidad es que la “cura” contra el cáncer ya existe y cada vez se va mejorando más: quimioterapia, radioterapia, anticuerpos monoclonales e incluso virus genéticamente modificados. Pero el problema no son los tratamientos, sino que nuestro organismo los aguante, es decir, que sobrevivamos al mismo tratamiento. Puede que se haya encontrado la solución a este problema.

La nueva investigación, a cargo de Jian-Guo Geng, profesor de la Escuela de Odontologia de la Universidad de Michigan (EE.UU.) y sus colegas afirman haber descubierto un mecanismo biológico que mantiene el tracto gastrointestinal de los ratones intacto tras someterse a dosis letales de quimioterapia. Su estudio ha llegado a publicarse incluso en la prestigiosa revista Nature.

Como ya habréis podido notar en algunos pacientes de cáncer, la misma quimioterapia puede afectar a las células sanas del cuerpo (el efecto más conocido de esto es la caída del pelo, cosa que en la actualidad ya no sucede en la mayoría de los casos). Por ello, el remedio llega a ser incluso peor que la enfermedad en algunos casos. Aún así, el tracto gastrointestinal de los pacientes sigue siendo capaz de funcionar y nutrir el cuerpo, aumentando sus posibilidades de sobrevivir, y parece que este equipo de investigadores ha descubierto como sucede esto. Así lo comenta Geng:

“Creemos que esto podría llegar a curar más tarde, en la etapa del cáncer de metástasis. La gente no va a morir de cáncer si nuestra predicción es cierta. Todos los tumores de diferentes tejidos y órganos pueden ser asesinados con altas dosis de quimioterapia y radiación, pero el reto actual para el tratamiento de la metástasis es que realmente mata al paciente antes de eliminar el tumor”

“Ahora, hay una manera de hacer que un paciente tolere dosis letales de quimioterapia y radioterapia”

Resulta que el laboratorio de Geng ha descubierto que la unión de ciertas proteínas a una molécula específica de las células madre intestinales puede dar lugar a la regeneración y reparación intestinal.

En teoría existen células madre ocupadas de reparación y regeneración en todos los tejidos del cuerpo, pero las cantidades normales en el intestino no deberían ser capaces de resistir las dosis de quimioterapia. La gracia está en que un grupo adicional de células madre que proteja al intestino podría volverlo capaz de seguir alimentando al cuerpo e impidiendo que las toxinas bacterianas del mismo intestino lleguen a la sangre. Todo esto podría dar al paciente una ventaja extra de supervivencia delante de los duros tratamientos para que estos acaben con el tumor antes que con la vida del paciente.

Según los resultados en ratones, de un 50 a un 75 por ciento de los casos tratados con esta molécula sobreviven a las dosis letales de quimioterapia, pero los ratones no tratados con la molécula acababan muriendo.

Como comenta Geng:

“Si se puede mantener el intestino en marcha, el paciente puede vivir durante más tiempo. Ahora hemos encontrado una manera de proteger el intestino. El siguiente paso es apuntar a una tasa de supervivencia del cien por cien en los ratones a los que se les inyectan las moléculas y reciben dosis letales de quimioterapia y radiación”

Como veis, la clave actual contra el cáncer es que nuestro organismo resista al tratamiento mejor que el propio tumor, algo que por desgracia sigue siendo complicado en la actualidad y hace sufrir a muchos pacientes. Esperemos que los resultados de Geng se repitan en humanos y se pueda abrir una nueva vía de esperanza.

Vía | EuropaPress.