Tecnología

Hallados indicios que nos indican como fue la atmósfera de Marte

Noticias relacionadas

Apenas quedan unos días para que se cumpla un año de la llegada a Marte del Curiosity, el vehículo explorador que más ha dado que hablar últimamente, pero al contrario de lo que suele pasar, es él quien nos hace un regalo a nosotros: las últimas muestras tomadas de la atmósfera de Marte han aportado indicios que podrían terminar sirviendo para conocer con exactitud cómo era esta en el pasado.

Para ello, las ha examinado utilizando los instrumentos pertenecientes a su equipo SAM (Sample Analysis at Mars, Análisis de Muestras en Marte), con los que ha podido medir la abundancia de los distintos elementos e isótopos (variantes de un mismo elemento químico con distinto número de neutrones en su núcleo) que la forman. Después, con los datos obtenidos de estas mediciones, ha podido extraer las proporciones entre los átomos ligeros y los más pesados de tres de los elementos más abundantes en la tenue atmósfera del planeta rojo: hidrógeno, oxígeno y carbono.

Estos análisis han mostrado que la proporción de los isótopos más pesados es considerablemente mayor en la fina atmósfera que queda ahora, en comparación a la que había en el pasado (o a la que suponemos que había, según se ha deducido de las proporciones presentes en el Sol y otros planetas de nuestro sistema). Esto, aparte de poder ser una firme prueba de que ha habido una pérdida en la atmósfera original del planeta (como también lo es el hecho de que en el pasado hubiera agua en estado líquido, algo que las condiciones climáticas no permiten ahora), nos podría indicar cómo se produjo esta pérdida. De los datos que tenemos actualmente, lo que parece extraerse es que lo más probable es que esta tuviera lugar en la parte superior de la atmósfera y no que fuera la parte baja la que interactuara con el suelo.

“Conseguir el mismo resultado con dos técnicas muy distintas hace que estemos mucho más seguro de que las medidas no tienen ningún error considerable” Comenta Chris Webster, del JPL de la NASA, en relación al hecho de que el Curiosity haya tomado la medida con dos instrumentos distintos de los que tiene incluidos en el SAM.

El siguiente paso es conseguir resultados mucho más precisos, pero de esto ya no se encargará el Curiosity, sino la próxima misión a Marte, MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution Mission), de la que os hablé en este artículo. MAVEN, que será lanzado en Noviembre, medirá de forma exacta el ritmo actual de pérdida de atmósfera. Tendremos que esperar hasta entonces para obtener nuevas noticias que seguro que nos traen nuevos y reveladores datos sobre Marte.

 

Fuente: NASA’s Jet Propulsion Laboratory