nanoSIM

nanoSIM

Tecnología

Como convertir una SIM o una Micro-SIM en una Nano-SIM

Noticias relacionadas

Una de las novedades que introducirá el iPhone 5 al mercado de la telefonía móvil es un nuevo tipo de tarjetas SIM, la nano-SIM. Hace unos días ya te explicamos qué son las nano-SIM y te dimos todos sus detalles, pero ahora que empezarán a aparecer más teléfonos con este tipo de tarjeta SIM se abren nuevas preguntas: ¿Puedo convertir mi SIM en nano-SIM? ¿Puedo convertir mi micro-SIM en nano-SIM?

La respuesta corta es que si, y la respuesta larga es que si, y un largo pero. Ese pero se divide en dos partes, tamaño y funcionalidad. Vamos a ver ambos por separado, aunque incluiremos una aclaración sobre el paso de SIM a Micro-SIM para tenerlo todo más claro.

Tamaño

Convertir una SIM en micro-SIM era tan fácil como hacer unas marcas en nuestra tarjeta y recortar con unas buenas tijeras o cutter, un proceso bastante sencillo y cuyo único peligro era perder el pulso y cortar donde no teníamos que hacerlo. Esto era fácil debido a que las medidas de la Micro-SIM permitían recortar una SIM normal, especialmente porque compartían grosor.

Nano-SIM-01

Nano-SIM-01

Aquí tenéis una tabla de tamaños de todos los tipos de tarjeta SIM (aclarar que SIM es la del tamaño de una tarjeta de crédito y la Mini-SIM la que conocemos todos como SIM normal):

Largo (mm) Ancho (mm) Alto (mm)
SIM 85.60 53.98 0.76
Mini-SIM 25.00 15.00 0.76
Micro-SIM 15.00 12.00 0.76
Nano-SIM 12.30 8.80 0.67
Embedded 6.00 5.00 <1.0

Como podréis observar el problema aquí es el grosor. El tamaño del chip de la SIM (Mini-SIM en la tabla), la Micro-SIM y la Nano-SIM son iguales, por lo que podemos recortar. Sin embargo nos encontramos con el grosor, que cambia de 0.76 mm a 0.67 mm. Y adaptar un grosor en tamaños tan pequeños no es nada sencillo, la única solución es lijar el plástico, un proceso mucho más complicado para conseguir exactamente los 0.67 mm que necesitamos en la Nano-SIM, teniendo en cuenta que además también la hemos recortado.

Posible es, pero como aclaran en CNET tras intentarlo con una, el problema son las virutas de plástico que salen, ya que irritan tu nariz y es muy aconsejable usar algún tipo de máscara para no respirar eso. Así que cuidado con este proceso, que puede parecer una tontería pero no es nada bueno que un polvo de plástico llegue a tus pulmones.

Funcionalidad

El siguiente problema de recortar una SIM para convertirla en Nano-SIM es que técnicamente no son ni mucho menos lo mismo. Aunque sólo veamos una parte del chip, al recortar una estamos eliminando parte de este, y las dimensiones de los contactos difieren. En principio funcionará, porque aunque los contactos sean diferentes están diseñados para conectarse correctamente, el problema es que nadie te asegura que no vaya a haber problemas. Y es más, nos los podemos encontrar.

Nano-SIM-02

Nano-SIM-02

Resumiendo, es posible recortar una SIM o Micro-SIM para convertirla en Nano-SIM, pero lo más aconsejable es que si necesitamos una la solicitemos a nuestro operador, aunque nos cueste algunos euros, pero nos libraremos de un trabajo manual algo pesado y de posibles fallos en su funcionamiento.