apple jony ive

apple jony ive

Tecnología

4 productos de la era de Jony Ive en Apple que hicieron historia (y 4 que preferimos olvidar)

Repasamos los mejores y peores productos diseñados por Jony Ive en Apple, entre los que nos encontramos muchas joyas pero también decisiones extrañas.

Noticias relacionadas

Es oficial. Jonathan Ive, mejor conocido como Jony Ive, abandona Apple, la compañía para la que llevaba trabajando desde 1992. Esta marcha es una de las más sonadas en décadas, y no es para menos; hablamos de una de las personas más influyentes no solo en Apple, sino en todo el sector tecnológico. La visión de Ive ha marcado el camino a seguir para el resto de la industria, y tiene buena parte de culpa de que Apple haya llegado a donde está.

Por momentos parecía que todo lo que Ive tocaba era oro; aunque por supuesto, bajo su dirección también se han tomado decisiones algo discutibles. Con todo, la nueva firma de diseño que fundará será probablemente una de las más solicitadas; y ya se sabe que Apple será uno de sus principales clientes, así que probablemente el estilo de Ive seguirá impregnando los productos de la compañía durante mucho tiempo. Para comprender porqué Ive es la estrella que es, sólo hay que repasar algunos de los productos que nacieron durante su periodo en Apple; pero para comprender su visión, también tenemos que repasar algunos de sus fracasos más sonados.

Los mejores (y peores) productos diseñados por Jony Ive en Apple

Recordaremos: el iMac

El lanzamiento del iMac fue vital para el futuro de Apple. En los 90 la compañía dio tumbos de un lado a otro, sin tener muy claro cuál era su verdadera identidad. Tan pronto como Steve Jobs volvió a tomar los mandos de la compañía, tuvo claro que debía mantener a Ive a su lado; el plan era crear un ordenador que gritase a los cuatro vientos que Apple había vuelto.

imac 1

imac 1

El resultado fue el iMac. Un producto tan bueno como histriónico; todo el ordenador estaba integrado en la pantalla, y una cubierta de plástico chillón hacía imposible perderlo. Recordemos que por aquel entonces si querías un ordenador tenías dos opciones: beige y blanco sucio.

Olvidaremos: el primer Apple Pencil

Apple tuvo la oportunidad de revolucionar el sector de las tablets, y hacer cierta su apuesta por la llamada era “post-PC”, con el lanzamiento del Apple Pencil. Lamentablemente, aunque es un producto muy bonito a simple vista, demuestra que a veces, a Ive y a su equipo se les olvida la funcionalidad de sus productos.

apple pencil

apple pencil

Lo más flagrante fue el puerto de carga Lightning; no solo por seguir apostando por un puerto que todo el mundo desea olvidar, sino por su colocación: en el extremo del lápiz. Así que al recargar el lápiz, este parece un apéndice raro en nuestra tablet, ocupando mucho espacio; y el puerto Lightning es famoso por romperse fácilmente, así que será mejor que ni toques la tablet.

Recordaremos: el iPod

La era de los Walkman terminó con la llegada de la era de los iPod. El reproductor de música está considerado como uno de los productos más influyentes de la historia, y con razón. Es algo más que un simple dispositivo, para mucha gente fue un estilo de vida. Podíamos llevar encima todas nuestras canciones, y disfrutarlas como no habíamos hecho nunca.

ipod-classic

ipod-classic

Como todos los buenos diseños de Apple, este también fue copiado hasta la saciedad, aunque la mayoría de copias no supo destilar lo que hacía especial a este dispositivo. Junto con iTunes, representaba una manera diferente y moderna de disfrutar de nuestra música. Toda una leyenda.

Olvidaremos: el iPod Touch

Lo peor de la leyenda del iPod es que murió sin sucesor. Y no, el iPod Touch no lo es, por culpa de los últimos modelos lanzados. Para empezar, estamos ante uno de los diseños más vagos de Apple; es básicamente un iPhone viejo sin teléfono. Da la sensación de que son piezas que sobraban en el almacén y que Apple ha pegado en dos minutos.

ipod touch 2

ipod touch 2

Y es precisamente por eso que, al principio pensábamos que podía ser una buena alternativa para usuarios de Android que quisieran usar apps y servicios de iOS; pero a la hora de la verdad, muy poca gente va a llevar dos dispositivos que hacen prácticamente lo mismo. Y si tienes un iPhone, el iPod Touch es absolutamente innecesario. Lo peor es que el iPod Touch podría ocupar un nicho interesante si se centrase completamente en la experiencia musical; sobre todo ahora que cada vez hay más productos dirigidos a audiófilos.

Recordaremos: el MacBook Air

La obsesión de Ive por los productos finos se materializó en el MacBook Air; un producto que la lógica nos decía que no tendría que haber funcionado, pero que lo hacía. El nombre hacía justicia a un producto rompedor que nos abrió los ojos en su presentación. De repente, los portátiles de otros fabricantes se notaban pesados y demasiado gruesos, aunque 24 horas antes nos parecían perfectos.

macbook air

macbook air

El Air era el portátil perfecto para quien sólo quisiera un ordenador sencillo que pudiera llevar a todas partes sin molestias; tenía sus limitaciones, pero eran sacrificios que muchos estábamos dispuestos a aceptar. No exageramos si decimos que el Air inició una nueva era en los ordenadores portátiles.

Olvidaremos: los últimos Macbook Pro

En esta cruzada por eliminar peso y grosor hemos visto muchas víctimas colaterales, pero pocas que nos duelan tanto como el MacBook Pro. El portátil para profesionales y entusiastas ha sufrido las consecuencias de adelgazar a toda costa, con una generación que pasará a la historia como la menos fiable y recomendable.

Batería macbook

Batería macbook

Desde un nuevo diseño de teclado de mariposa que atraía el polvo y de vez en cuando se negaba a registrar pulsaciones, hasta el uso de cables demasiado finos que provocan que la pantalla se apague por si sola sólo por abrir el portátil, los últimos MacBook Pro son un campo de minas. Lo último que hemos sabido es que algunas baterías pueden suponer un problema grave de seguridad.

Olvidaremos: el Apple Magic Mouse 2

Pero si hay un producto que representa perfectamente la filosofía de diseño de Jony Ive, ese es el Magic Mouse 2. Una obra de diseño e ingeniería excepcional, completamente diferente a lo que estamos acostumbrados. Un ratón que destila elegancia, y que consigue hacernos más interesantes sólo con estar en la misma habitación. Y también es un ratón que no puedes usar mientras se está cargando.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 90

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 90

En una de las decisiones de diseño más chocantes de la historia de la humanidad, el puerto de carga de este ratón inalámbrico está en la parte inferior; sí, en la parte que tiene que ir pegada a la mesa. Eso significa que, cuando se termina la bateria, no tienes más remedio que dejar de usar el ratón hasta que se termina de cargar. Toda esa elegancia se desvanece cuando vemos el dispositivo en una postura tal que parece un borracho después de la ronda nocturna.

Recordaremos: el iPhone

Pero todo esto no tiene importancia. El verdadero motivo por el que la firma de diseño de Jony Ive se convertirá en la más solicitada del mundo compensa todos los errores y tapa todos los aciertos. Hablamos, por supuesto, del iPhone, sin duda alguna el dispositivo tecnológico más influyente de las últimas décadas.

El iPhone original no fue el primer teléfono con pantalla táctil, por supuesto. Tampoco fue el primero que ofrecía tantas posibilidades, ni el primero que apostaba tanto por el diseño. Pero fue el único que juntaba todo eso en un sólo producto de una manera tan atractiva. Fue el dispositivo que realmente nos hizo pensar que había futuro en esto de los smartphones. Objeto de deseo por igual de entusiastas y gente que no sabía lo que era un smartphone.

iphone 1

iphone 1

El diseño del iPhone deja bien claro que se trata de un producto de gama alta, pero al mismo tiempo es práctico, al dejar a la gran pantalla el protagonismo que se merecía. El iPhone ha cambiado mucho desde entonces, pero sigue siendo toda una referencia, y no hay pocos que han intentado copiarlo, con más o menos descaro.

El iPhone recogió la esencia de la filosofía de Steve Jobs, pero también de Jony Ive; sin estos dos genios, su concepción hubiera sido imposible.