Tecnología

El Curiosity aterriza con éxito en Marte

Noticias relacionadas

Por fin, después de nueve meses de sufrimiento y tensión, en los que se esperaba con anhelo y miedo la llegada de las 7:31 del Lunes 6 de Agosto, el rover Curiosity ha logrado con éxito aterrizar en la superficie del planeta rojo.

Los momentos de mayor preocupación se vivieron durante los bautizados como “Siete minutos de terror”, que es el tiempo que ha transcurrido entre la entrada del vehículo en la atmósfera de Marte y el instante en que ha aterrizado en su superficie . En este intervalo es donde tenía lugar la parte más peligrosa de la misión, puesto que el vehículo debía realizar por sí mismo complejas maniobras, sin ningún tipo de ayuda de los centros de control. Dado que existe un retraso de 14 minutos entre el instante en que el Curiosity envía la señal y esta llega a la Tierra, si las acciones de aterrizaje tuvieran que ser tripuladas lo único que se hubiera logrado es conseguir estrellar irremediablemente el trabajo que durante años ha realizado todo el equipo que ha participado en el proyecto. Pero al final, el susto ha quedado en nada y a las 7:32 hora española se confirmaba la llegada del Curiosity a la superficie de Marte. ¡La misión había sido un éxito!

 

¿Y ahora qué?

Ahora que ya se encuentra sobre la superficie de nuestro planeta vecino, el Curiosity llevará a cabo una misión de dos años de duración sobre uno de los temas que más atrae nuestra atención últimamente: la búsqueda de rastros de vida (o de que alguna vez se dieron las condiciones adecuadas para que esta existiera).

Y es que el cráter Gale, en el que ha aterrizado, se encuentra tremendamente cerca de una enorme de montaña de información, y nunca mejor dicho: el Monte Sharp. Esta cima de 5 kilómetros de altitud está formada por capas y capas de sedimentos que han ido acumulándose con el paso de los años y, de la misma forma que los geólogos hacen en la Tierra, se pretende estudiarlas para conocer más detalles sobre la historia pasada de Marte.