Software

Sin videojuegos e identificados, así quiere China luchar contra la adicción online

Internautas menores de 18 años tendrán serias limitaciones, para luchar contra la adicción online, incluyendo identificación por Internet y límite de tiempo.

Noticias relacionadas

La adicción online está creciendo como uno de los principales problemas entre los internautas, especialmente entre los más jóvenes. Aunque existen herramientas que permiten controlar el tiempo que pasamos con el smartphone o la consola, sirven de poco si no se usan, o se usan mal.

Y es que, por si solas, estas herramientas sólo sirven para castigar al menor; sin la educación necesaria, este sólo lo verá como otro obstáculo más para alcanzar lo que realmente quiere. A este desafío se están enfrentando millones de padres y educadores de todo el mundo.

Pero puede que no podamos esperar a dar con la tecla. En algunos países, la adicción a la tecnología se ha convertido en un problema que ya necesita solución; y en China acaban de presentar la suya y, de manera poco sorprendente, implica el registro y el rastreo de los internautas menores de edad.

Así luchará China contra la adicción online

El nuevo "Aviso para prevenir que menores caigan en videojuegos online" incluye una serie de directrices y limitaciones diseñadas para acabar con la adicción online en los menores de 18 años. El texto, publicado esta semana, nace como respuesta al explosivo crecimiento del juego online en el país.

Entre los cambios, se establece una cantidad máxima de minutos de juego que los jóvenes chinos podrán disfrutar cada día. De lunes a viernes, ningún menor de 18 años podrá jugar más de 90 minutos al día; no solo eso, sino que no podrán jugar de noche, sólo permitiendo una franja entre las 8 de la mañana y las 10 de la noche.

En fin de semana, se permitirá pasar más tiempo con los videojuegos, unos 180 minutos (tres horas) el sábado y el domingo. Parece un plan que habrían ideado nuestras madres o padres, pero es el estado el que ha establecido estas reglas.

Las nuevas reglas también intentan luchar contra el problema de las microtransacciones, estableciendo un límite en la cantidad de dinero que pueden gastar los menores cada mes; los menores de 16 años pueden gastar hasta 200 yuan (26 €), y los adolescentes de entre 16 y 18 años pueden gastar 400 yuan (51 €).

Para aplicar estos controles, China obligará a los menores a identificarse en Internet con su nombre real y una identificación personal. Por el momento no hay mención a otros métodos de identificación, pero recordemos que China ya tiene en marcha un programa para escanear el rostro de los internautas para otorgarles acceso a Internet.

No es la primera vez que China lucha contra los videojuegos y su adicción. De hecho, el mercado chino está duramente regulado, y la mayoría de títulos populares en occidente no pueden entrar en el país; las leyes establecen un método de aprobación y la necesidad de asociarse con una empresa china para vender videojuegos.