Software

La Unión Europea quiere crear un "euro digital", su propia moneda virtual

En respuesta a la llegada de Libra, la moneda virtual de Facebook, el BCE podría considerar la emisión de una moneda digital propia.

Noticias relacionadas

La Unión Europea estaría dispuesta a meterse en el mercado de las divisas digitales, con la creación de su propia moneda virtual; y no es el único gigante económico que se está planteando lo mismo.

Desde la explosión de las criptomonedas, lideradas por Bitcoin, la gran duda ha estado en cómo afectan al curso de moneda legal. Algunos gobiernos ven en estos proyectos privados una seria competencia contra su economía, y han prohibido total o parcialmente su distribución.

El próximo lanzamiento de Libra, la moneda virtual creada por Facebook, puede ser el momento de la verdad; a diferencia de Bitcoin, Libra estará apoyada por grandes empresas, y algunas forman parte del sector financiero. Libra puede dejar en evidencia la necesidad de un enfoque diferente de parte de los responsables políticos.

Una moneda virtual europea para luchar contra Libra

La respuesta a Libra puede estar muy cerca, y sorprendentemente, consistiría no tanto en prohibir o limitar esta moneda virtual, sino en competir contra ella. Así lo confirma el borrador de un nuevo texto obtenido por Reuters.

En el texto, los ministros de economía de la Unión Europea apelarían al Banco Central Europeo para que considerase emitir una moneda digital pública. Por lo tanto, sería algo así como un "euro digital", con el que podríamos realizar pagos por Internet y con apps.

Además, el texto pide la creación de un proyecto común relacionado con las criptomonedas, que deberían seguir todos los estados miembro; se incluiría la posibilidad de prohibir aquellas monedas virtuales que sean de "alto riesgo". Por el momento, sólo algunos países tienen leyes relacionadas con criptomonedas.

El texto ha sido creado en respuesta directa a Libra, especialmente de parte de Alemania y Francia, los países que se han mostrado más críticos sobre el riesgo que puede suponer para su economía; para contrarrestar, han apoyado la creación de una alternativa pública.

China es la más avanzada

El caso de Libra es llamativo porque, a diferencia de Bitcoin, su valor dependerá del de una moneda legal; de hecho, posiblemente habrá varias versiones dependiendo de la zona, y en Europa estaría basada en el euro. Esas promesas de Facebook no han servido para calmar los miedos, ni de la UE ni de otros países como China.

Efe

El banco central chino estaría más avanzado en la creación de su propia criptomoneda, la DCEP, y todo apunta a que será el primer país en ofrecerla. Lo chocante es que la DCEP sí que estaría basada en blockchain, a diferencia de Libra.

La moneda virtual china sustituiría al papel moneda actual, y de hecho su distribución será similar a una moneda convencional: primero la recibirán los bancos, que a continuación la usarán para pagar al público general. Tener un DCEP sería exactamente igual que tener una moneda "real".