Candado América

Candado América

Software

El cifrado de extremo a extremo en peligro: Trump podría prohibirlo

El cifrado de extremo a extremo podría estar en peligro. La administración de Trump podría estar planeando prohibir dicho método de seguridad.

Noticias relacionadas

Vivimos en una época referente a Internet en el que la seguridad tiene máxima prioridad (o debería tenerla). Muchos servicios ya cuentan con el famoso cifrado de extremo a extremo, con el cuál (en teoría) ni siquiera los responsables de estas apps pueden ver qué se está cociendo en nuestros chats. Pero hay quienes no están de acuerdo con esta medida, ya sea por básicamente acceder a nuestros datos o porque buscan algo de ellos para un asunto todavía mayor.

Ahora, según Politico, podríamos ver este cifrado desaparecer. Trump estaría considerando la posibilidad de prohibirlo, y sabiendo lo que ha ocurrido con Huawei, empresas como Apple o Facebook se verían obligadas a eliminarlo de sus plataformas. Y eso nos repercutiría directamente a nosotros.

Trump podría dejarnos sin cifrado de extremo a extremo

 

donald-trump-2

donald-trump-2

Según las palabras de Politico que recogen en 9to5Mac, la administración de Trump está teniendo conversaciones que hablan de prohibir el cifrado de extremo a extremo. Este cifrado se ha implementado en prácticamente todos los servicios de mensajería que usamos, como WhatsApp, iMessages, Facetime, o Signal. En caso de que Trump prohibiera este cifrado, al ser compañías estadounidenses, tanto Facebook como Apple se verían obligadas a retirarlo.

En una reunión no informada del Consejo de Seguridad Nacional en el miércoles, se trató este tema como principal. Politico menciona a 3 fuentes distintas, y según el medio, estos funcionarios se reunieron para “discutir si buscar una legislación que prohíba a las empresas de tecnología usar formas de encriptación que la policía no puede romper”. Ni que decir tiene que esto generaría un (nuevo) conflicto entre las autoridades federales del país y las tecnológicas de Silicon Valley. Politico se sustenta en 3 personas familiarizadas con el asunto.

Se habló de “solicitar al Congreso que prohíba efectivamente el cifrado de extremo a extremo, que mezcla los datos para que solo el remitente y el destinatario puedan leerlos” y se trataron 2 cuestiones principales: “emitir una declaración o una posición general sobre el cifrado, y [decir] que continuarían trabajando en una solución, o pedir una legislación al Congreso”. Dado los “puntos de vista fuertemente opuestos dentro del gobierno“, no se llegó a ningún acuerdo.

mike-pence-donald-trump

mike-pence-donald-trump

Según Politico, el Departamento de Justicia (DOJ) y el FBI usan el argumento de la captura de criminales y terroristas. Debido a este cifrado de extremo a extremo, las autoridades no tienen acceso a las conversaciones y datos de estas personas y es injusto negar que esto puede dificultar una investigación. Por su parte, los departamentos de comercio y estado no están de acuerdo, ya que además de tener consecuencias económicas, de seguridad y diplomáticas, fomentaría las llamadas “puertas traseras” y por ende un problema en lo que a privacidad se refiere.

El Departamento de Seguridad de los Estados Unidos (DHS) está dividido en este problema, ya que la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad es consciente de lo vital que es cifrar datos confidenciales en pos de la privacidad de los usuarios. Pero el ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos) y el Servicio Secreto tienen problemas en sus investigaciones debido a este cifrado, algo que no es nuevo ni mucho menos.

seguridad

seguridad

Los medios de comunicación y las agencias especializadas en seguridad hemos sido insistentes en la protección del cifrado de extremo a extremo. Esta capa de seguridad permite, además de poder tener nuestro contenido privado salvaguardado, estar protegidos contra puertas traseras explotadas por personas sin demasiados escrúpulos. Por mucho que la prohibición del cifrado desatascara investigaciones, nos expondría a nosotros no solo ante hackers y ciberdelincuentes, sino que además abriría la puerta a que incluso instituciones aprovecharan dichas puertas para espiarnos todavía más.

Esta no es la primera vez que se pone en la mirilla al cifrado. En Reino Unido se propuso una medida alternativa para no acabar con él; que Apple y otras empresas como Google permitieran a responsables de la ley ser participantes invisibles en los chats. Algo a lo que, obviamente, tanto Apple como estas se negaron y con virulencia, ya que condenaron la medida.

Esto no quiere decir ni mucho menos que de la noche a la mañana Trump vaya a prohibir el cifrado de extremo a extremo y estemos expuestos, pero no da seguridad el saber que el hombre más poderoso del mundo lo tiene en su cabeza, y no precisamente para apoyarlo. Veremos qué ocurre, pero es nuestra responsabilidad como usuarios el evitar que esto ocurra… si es que ocurre.

Imagen de portada | Jose Fontano en Unsplash