surface windows arm snapdragon

surface windows arm snapdragon

Software

Estas son las limitaciones que tendrás si compras un portátil ARM con Windows 10

Microsoft ha publicado sin querer las desventajas de Windows 10 ARM frente al resto de versiones de Windows 10, y las deberías tener en cuenta.

Noticias relacionadas

Windows 10 ARM puede ser una de las versiones más importantes para el futuro del sistema; como su nombre indica, está pensada para equipos con procesadores ARM en vez de los tradiconales x86.

Normalmente vemos procesadores ARM en smartphones y tablets, no en ordenadores. Ahora Microsoft cree que es el momento de aprovechar sus ventajas: un consumo y un TDP muy reducido; que se traduce en una asombrosa vida de la batería y que no es necesario refrigerarlos con ventiladores como con los procesadores de Intel y AMD.

Microsoft ya ha intentado todo esto, claro, con Windows RT. Pero la compañía promete que ha aprendido de los errores de aquel sistema; y entre otras cosas, permite usar programas clásicos de Microsoft.

Las desventajas de Windows 10 ARM según la propia Microsoft

Pero en esta vida no hay nada perfecto, y la propia Microsoft lo sabe; la semana pasada publicó sin querer una lista de limitaciones y desventajas de Windows 10 ARM, una página que ya ha borrado pero que es accesible usando servicios como Internet Archive.

windows 10 arm qualcomm 1

windows 10 arm qualcomm 1

En la lista nos encontramos:

  • Sólo soporta drivers para ARM64. Aunque Windows 10 ARM permita ejecutar programas x86, no podemos decir lo mismo de los drivers. Por lo tanto, si tienes algún dispositivo con algunos años encima, que precise de sus propios drivers, probablemente no podrás usarlo.
  • Las apps x64 no están soportadas. x64 es la evolución de x86, que no solo añade soporte de procesadores de 64 bits, sino que también incluye más instrucciones para los desarrolladores. Tendrás que depender sólo de programas de 32 bits.
  • Algunos juegos no funcionarán. Si esperabas jugar con tu portátil ARM, ten en cuenta primero dos cosas: primero, que probablemente no es lo suficientemente potente como para ejecutar los últimos juegos; y segundo, que los juegos que usen OpenGL superior a 1.1, o requieran aceleración por hardware por OpenGL, no funcionan. OpenGL es la alternativa libre a DirectX de Microsoft.
  • Olvídate de personalizar Windows (¿y de Dropbox?). Las apps que personalicen la “experiencia de Windows” pueden no funcionar; y en este saco entran las tecnologías de asistencia. Los programas que modifiquen el explorador de Windows para añadir sus propias entradas, como por ejemplo Dropbox, también pueden fallar.
  • Si la app está diseñada para Windows Phone, puede no funcionar. Que un portátil use un procesador ARM no significa que vaya a poder ejecutar las apps de Windows Phone sin problemas, pese a que Windows 10 en teoría sea una plataforma común.
  • Nada de máquinas virtuales usando Hyper-V; ese programa de virtualización no es compatible con Windows 10 ARM.

¿Merece la pena estos sacrificios a cambio de las ventajas de Windows 10 ARM? Hay que decir que la promesa de una batería que dure varios días es muy tentadora, sobre todo si los programas que sueles usar son compatibles. Por el momento, seguimos esperando la llegada de estos portátiles con ARM, y sólo entonces sabremos si merece la pena.