reducir-peso-gif

reducir-peso-gif

Software

Todos los trucos para editar, reducir y modificar GIFs

Reducir un GIF a veces puede ser una tarea muy complicada. Muchas aplicaciones nos piden que para poder usar uno tiene que ser a un tamaño concreto.

Noticias relacionadas

Te mostramos las diferentes maneras para poder reducir un GIF.

Los GIF están compuestos por dos o más imágenes (si somos correctos técnicamente hablando deberíamos decir por una o más imágenes, porque todos los GIFs no tienen por qué ser animados). Son bastante cómodos porque podemos insertar fragmentos de vídeos allá donde esté permitido poner una imagen. Se usan mucho en foros y en redes sociales (a pesar de ser algo del 87), incluso cada vez la moda de los GIF está resurgiendo más.

Y no solo se usa para amenizar texto o para acompañar mensajes, sino que también se puede poner como imagen de perfil en multitud de portales y de aplicaciones web. Pero esto último, por desgracia, con matices y restricciones. Y es que tienen que ser de una determinada medida o de un determinado peso.

Una de las grandes pegas de los GIFs es que hay que recurrir a la pérdida de calidad para disminuir su peso

Hay varias herramientas en Internet para reducir el peso de un GIF, pero lo único que hacen es descender la calidad de imagen. Si bien es cierto que llegan a reducir hasta un 30 o un 40% del peso original, puede que eso no nos baste.

Reducir el peso bajando la calidad mediante webs

Este es el primer paso. Puede que incluso hayamos tenido suerte y que ese 30 o 40% que es posible bajar nos haya servido para poder subir la imagen a donde queramos. Una de las mejores web para poder hacer esto es I ❤ IMG.

i-love-img-reducir-peso-gif

i-love-img-reducir-peso-gif

Lo único que tenemos que hacer aquí es arrastrar el GIF al que queremos bajar el peso y ya está. Luego le damos a Comprimir y esperamos a que termine el proceso. Una vez acabe, se descargará solo (en teoría). No tratéis de pasar el GIF de nuevo porque lo único que hará será subir el peso (podéis comprobarlo). Con una vez conseguiremos el resultado más óptimo.

Reducir el número de colores

bajar-colores-gif-photoshop

bajar-colores-gif-photoshop

Si el primer método no nos ha funcionado, lo mejor es desechar esa imagen descargada y retocar mediante algún programa de edición fotográfica la original. Podemos usar un programa como Photoshop o como Photoscape (o también Gimp, que son gratuitos). Podemos ir probando a quitar colores y ver viendo cuál será el peso final. En el caso de Photoshop, por ejemplo, este peso se ve en la esquina inferior izquierda.

Acelerar la animación

Programas como Gimp nos dejan alterar directamente la velocidad del GIF. En el caso de Photoshop, por ejemplo, tendremos que reducir la duración de cada fotograma. Sí, es un proceso bastante largo, pues si tenemos más de 100 imágenes vamos a tardar muchísimo tiempo. Por ello podemos seleccionar todos los fotogramas al mismo tiempo y cambiar la duración de forma masiva.

Reducir la resolución

reducir-resolucion-gif-photoshop

reducir-resolucion-gif-photoshop

A no ser que seas Steven Spielberg, no creo que quieras un GIF a 1080p. Los GIF normalmente tienen una resolución de 200, 300 o incluso 400 píxeles de ancho, pero no mucho más. Es innecesario y podrían llegar a pesar cientos de megas.

Eliminar frames

eliminar-frames-gif-photoshop

eliminar-frames-gif-photoshop

Otra de las opciones es eliminar algunas imágenes (frames) del GIF. Muchas veces sobran frames o están duplicados o incluso se pueden descartar porque el cambio visual es muy pequeño. Ten en cuenta que cada una de las imágenes pesa, por lo que no es lo mismo tener por ejemplo 100 que 1 000. Igualmente podemos hacerlo tanto con Photoshop (de pago) como con Gimp (gratis).

Recortar el GIF

Si aún no logras reducir ese dichoso GIF aún tienes una opción más, aunque lo cierto es que un poco drástica: podemos reducir su longitud. Sí, hablamos de cortarlo, como si de un vídeo se tratase. Lo mejor es elegir un tramo en Photoshop o en el programa que estemos usando y eliminar todos los que estén a la derecha o todos los que estén a la izquierda (o a ambos lados).