Hardware

Un cohete de Elon Musk se estrellará contra la Luna en las próximas semanas tras años en el espacio

Un gastado cohete Falcon 9 de SpaceX que llevaba años volando por el espacio acabará estrellándose contra la cara oculta de la Luna en las semanas siguientes.

25 enero, 2022 13:30

Noticias relacionadas

El 11 de febrero de 2015 un cohete Falcon 9 lanzó al espacio el satélite climático y de observación terrestre Deep Space Climate Observatory, de la NOAA. Un lanzamiento que se convirtió en la primera misión interplanetaria de SpaceX, siendo la punta de lanza de una trayectoria repleta de hitos para la compañía. Desde entonces, la segunda fase del cohete ha estado en órbita y todo apunta a que esta acabará estrellándose en la Luna en las próximas semanas.

Concretamente, antes de marzo, según apunta Ars TechnicaLa segunda fase del cohete ha estado en una órbita caótica desde febrero del año 2015, ya que cuando realizó su cometido, no poseía suficiente combustible para regresar a la atmósfera terrestre. Según los observadores, la órbita que seguirá dicha fase acabará cruzándose con la Luna.

Según apunta Bill Gray, desarrollador del software Project Pluto, es muy probable que este cohete se estrelle en la cara oculta de la Luna, cerca de su ecuador. Un escenario que, lejos de lo que pueda parecer, tendrá ciertos beneficios para la investigación de nuestro satélite.

Un cohete de SpaceX se estrellará

¿Qué utilidad podría tener para los investigadores que un cohete se estrelle contra la Luna? Lo cierto es que no es la primera vez que ocurre un impacto de este tipo en el satélite. En octubre 2009, la NASA realizó un impacto controlado de la etapa superior de un cohete en la Luna para confirmar la presencia de agua en la Luna, con la misión LCROSS. El módulo estrellado, llamado Centauro, tenía un peso de más de 2.000 kilos, y realizó el impacto en la superficie del satélite.

Misión LCROSS

Misión LCROSS NASA Omicrono

La misión LCROSS hizo saltar al menos 10.000 toneladas de material de la superficie. No toda sobrevivió, ya que una parte acabó volatilizándose. Una sonda siguió toda la trayectoria del módulo, tomando datos no solo del impacto sino del material eyectado. Y es que el impacto del Falcon 9 permitiría, al menos en la teoría, sigue la misma base; obervar el material subyacente de la superficie de la Tierra que saldría expulsado a consecuencia del mismo. 

El problema es que no sería tan fácil en este caso. Se estima que el Falcon 9 está dando vueltas por el espacio, lo que impide calcular con precisión su trayectoria exacta, existiendo la posibilidad de que se produzcan alteraciones ligeras en su órbita (todo ello sumado a la lejanía del cohete). Algo que parece poco importante, pero tal y como estima Gray, estas se acumularán "entre ahora y el 4 de marzo", fecha estimada de la colisión.

Tal y como recoge Mixx.io, este impacto se realizaría a unos 2,6 kilómetros por segundo, con un peso total del cohete de 4 toneladas. Habrá qué ver qué consecuencias exactas tendrá este impacto y sobre todo qué beneficios traerá de cara a la investigación de la Luna las semanas siguientes a la colisión.

También te puede interesar...