Los móviles plegables que ya podemos encontrar en España han supuesto un reto a nivel de ingeniería para los fabricantes. No sólo por cuestiones como la pantalla o la construcción, sino por la distribución de elementos como la cámara. Samsung podría ponerle punto final a esta problemática con una nueva patente: una cámara giratoria.

Noticias relacionadas

Si bien el último móvil plegable de Samsung le ha puesto 'solución' al problema de la cámara integrándola en la pantalla, se sueña aún con un smartphone plegable todo pantalla. ¿Dónde la ponemos entonces? La patente de Samsung imagina una cámara situada en un borde del dispositivo con capacidad giratoria.

Y tiene más sentido del que pueda parecer, ya que además de servir como cámara selfie y cámara trasera, se adapta a todas las posibles formas del móvil plegable, con usos incluso en videoconferencias.

Una nueva solución

La cámara giratoria serviría para selfis y para tomas traseras. Samsung Omicrono

Esta cámara consistiría en un pequeño módulo ubicado en el lateral del dispositivo capaz de girar 180 grados. Según las patentes mostradas por Samsung, este módulo podría albergar hasta 3 sensores y la idea es que con un simple giro esta cámara sirva para hacernos autorretratos y para realizar fotografías del paisaje.

Samsung plantea varios factores de forma; el más repetido en las imágenes de la patente sitúa el módulo en la esquina superior del lado derecho del móvil plegable (mirándolo de frente). Otro que se pone sobre la mesa es situarlo justo en el centro del lado derecho, para que al girar el teléfono, el módulo de cámara quedara alineado en el centro de la parte superior.

Recuerda ciertamente al 'recorte' del primer Samsung Galaxy Fold. Samsung Omicrono

El módulo incluirá un sensor de movimiento para detectar en qué posición está el teléfono y así situarse en la posición correcta. También contará con un sensor de ángulo de plegado, que determinará valga la redundancia el ángulo en el que se encuentra plegado el móvil para que a la hora de abrir la app de cámara, esta se vaya ajustando a las necesidades del usuario.

No obstante, esta patente tiene varios problemas. Y es que las patentes reimaginan conceptos ya establecidos en el mundo real para resolver problemas derivados de estos. Quizás esta patente cree más problemas de los que solucione.

Una patente difícil

Cámara giratoria. Samsung Omicrono

Los móviles plegables han sido criticados por su durabilidad, aunque no es culpa de los fabricantes. Estos dispositivos cuentan con muchísima ingeniería a sus espaldas y conseguir la función de plegado conlleva sacrificios, como una menor resistencia y una menor durabilidad a lo largo del tiempo.

Gran parte de esto se produce por la inclusión de partes móviles en el teléfono. El conjunto de partes que hacen posible el plegado provoca que el desgaste pueda afectar con mayor probabilidad a dichas partes. Esta cámara incluiría todavía más partes móviles a un diseño ya frágil de por sí: si la cámara fallase, el coste del servicio técnico podría ser más elevado.

Módulo de cámara giratoria. Samsung Omicrono

Además, aunque es cierto que los fabricantes suelen tener problemas para adecuar los componentes de un móvil a un factor de forma plegable, la idea de incluir la cámara en la pantalla del dispositivo es una de las mejores soluciones.

A costa de una pequeña 'molestia' visual en la pantalla, el usuario no tiene que hacer nada más que tomarse una foto con la cámara principal, sin renunciar a los sensores traseros de alta calidad. Eso sin contar que Samsung ya estaría barajando la posibilidad de incluir sensores de cámara bajo la pantalla.

Porque uno de los principales problemas de este diseño es la miniaturización. Una cámara giratoria de ese tamaño obligaría a incluir sensores de poco tamaño, y por ende, de poca potencia. Esta cámara sustituiría a las cámaras traseras que usamos día a día, por lo que el apartado fotográfico de este móvil sería bastante pobre.

Finalmente, este diseño también acarrea un mayor consumo de batería al tener que estar ajustando todo el rato la cámara. Todo en pos de la obtención de un frontal 'todo pantalla', algo que ha conseguido Huawei con su Mate X2 gracias a su curioso factor de forma desplegable.

Hay que recordar que estas patentes son solo ideas; puede que nunca veamos esto llevarse a la realidad, aunque es probable que algún fabricante consiga miniaturizar tanto los componentes de las cámaras que se plantee un diseño similar a este y que sea funcional.

También te puede interesar...