La industria de la telefonía se encuentra ante uno de los momentos clave de su historia debido a la aparición de varios móviles con pantallas plegables. Pese a ello, aún es difícil saber si acabarán siendo un éxito o un fracaso estrepitoso.

Noticias relacionadas

Samsung ya cuenta con dos modelos plegables, el Galaxy Fold y el Galaxy Flip Z. Lo mismo pasa con Huawei y sus Mate X y Mate XS. Y, por otro lado, se encuentra Motorola con su Razr. Todos ellos son diferentes a su manera, sin embargo, mantienen el mismo concepto en lo que a plegable se refiere.

Y justo ahí es donde TCL tiene mucho que decir, pues acaba de hacer oficial un concepto de móvil enrollable con el que se diferenciaría bastante de todas las grandes compañías de las que hemos hablado.

Enrollable en vez de plegable

Hace apenas unas semanas os hablábamos de una filtración que sacaba a la luz un posible smartphone futurista de TCL. Ahora, la compañía acaba de hacer oficial el que pasa a convertirse en el primer móvil enrollable o extensible del mundo.

A diferencia de los teléfonos con pantalla plegable, en los cuales el panel se dobla por la mitad, el prototipo de TCL cuenta con una pantalla que se estira o se contrae de un borde a otro. Se trata de un mecanismo peculiar que inevitablemente nos recuerda a la manera de abrir y cerrar un pergamino.

Cuando el móvil está en la posición estándar cuenta con una pantalla de 6,75 pulgadas. El truco reside en que tras pulsar un botón se activará un mecanismo que extenderá la pantalla hasta alcanzar las 7,8 pulgadas.

Este concepto de TCL resulta tremendamente interesante, ya que al emplear un deslizamiento lateral habría un menor riesgo de rotura que en el caso de las pantallas plegables, que han de doblarse necesariamente.

Un plegable con tres pantallas

TCL no se ha contentado con mostrar al mundo el primer móvil enrollable, sino que también han querido que todos veamos otro de sus peculiares conceptos: un plegable con tres pantallas.

Este prototipo del que os hablamos cuenta con dos bisagras y tres paneles, por lo que al abrirse completamente obtendríamos una pantalla de 10 pulgadas, mostrando el aspecto de una tablet. Otra opción es doblar el terminal en sus laterales para tener apariencia de móvil normal.

Plegable de tres pantallas de TCL. Sarah Tew/CNET

No cabe duda de que con ambos prototipos TCL ha querido diferenciarse del camino tomado por Samsung, Huawei o Motorola. Aún es pronto para decirlo, puesto que no hemos podido probarlos con nuestras propias manos, pero un teléfono enrollable podría ser una mejor solución que todos los plegables que hemos visto hasta el momento, al menos en lo que a durabilidad a largo plazo se refiere.

Desgraciadamente, TCL no ha dado detalles sobre los precios que podrían alcanzar los dispositivos ni fechas de lanzamiento. El tiempo dirá de si estamos ante el futuro de la telefonía o de conceptos que quedarán en el olvido.