Hardware

China limitará la carga inalámbrica de móviles: cómo afectará en España

China aplicará una nueva normativa por la cual a partir del 2022 la carga inalámbrica de los móviles del país no podrá superar la potencia de 50W. En España puede causar estragos.

14 junio, 2021 19:32

Noticias relacionadas

Si hace años nos hubieran dicho que íbamos a disfrutar de cargas rápidas tan bestiales como las de ahora, difícilmente les hubiéramos creído. Firmas como OnePlus, Realme u Oppo tienen la sartén por el mango en este sentido... y puede que se vean forzados a limitarse debido a una nueva decisión desde China que podría afectar a España.

Según recoge MyDriversel Ministerio de Industria y Tecnología de China tiene la intención de limitar la carga inalámbrica de los móviles del país. Al menos, la potencia de los cargadores compatibles; no podrán superar los 50W de capacidad. Una cifra que, hay que ser honestos, ya es impresionante si hablamos de carga inalámbrica.

El problema es que esta legislación podría afectar a España debido a que China es el principal fabricante de cargadores inalámbricos. Además, fabricantes como Xiaomi y las ya mencionadas son chinas. No sería extraño que en España empezáramos a ver una limitación en este sentido.

¿Por qué esta limitación?

Este cargador inalámbrico de Xiaomi es una locura: 100% de carga en 19 minutos

Este cargador inalámbrico de Xiaomi es una locura: 100% de carga en 19 minutos Xiaomi Omicrono

Primero, hemos de hablar de esta legislación. Entrará en vigor el 1 de enero del 2022, y provocará que los cargadores inalámbricos fabricados, usados e importados en China estén limitados a 50W. Una decisión que contrasta con los planes de Xiaomi y compañía, que ya estaban mostrando tecnologías de carga rápida inalámbrica de hasta 120W.

Esta limitación, al menos sobre el papel, evitaría no sólo problemas de seguridad potenciales de estos sistemas de carga, sino que además evitará problemas con otros sistemas de radiofrecuencia del país. Y es que un exceso de potencia inalámbrica podría afectar a las infraestructuras de radiofrecuencia de otros campos en el país, algunas incluidas en la logística del propio país.

El fallido AirPower.

El fallido AirPower.

Además, no son pocas las voces que no confían en esta clase de tecnología. El periodista Eric Ravenscraft llevó a cabo un experimento para OneZero, en el que determinó que la carga inalámbrica consume entre un 39% y un 80% más de energía que la carga por cable clásica. Y ese exceso de energía se disipa en forma de calor.

Si la tecnología de carga inalámbrica no se aplica de forma totalmente correcta y no se aplican las medidas de seguridad pertinentes, existen preocupaciones referentes al consumo energético y al sobrecalentamiento de esta clase de carga. Tanto es así, que este fue uno de los motivos por los que Apple dio carpetazo a la idea del AirPower.

Además, 50W es una potencia muy alta ya de por sí. De hecho, es una potencia muy superior a la que usan muchos sistemas de carga tradicionales; los iPhone de gama alta cargan hasta un total de entre 18 y 20W, y marcas como Xiaomi, OnePlus u Oppo manejan entre 30 y 65W de potencia. Es decir, que con 50W un usuario ya experimentaría un estupendo rendimiento.

¿Podría afectar esto a España?

Lo cierto es que la limitación china no se aplica a los cargadores inalámbricos comercializados fuera de China. Es decir, que el país no prohibirá a los fabricantes comercializar cargadores con más potencia. Sin embargo, muchos fabricantes chinos, para ahorrar costes, podrían verse forzados a aplicar esta limitación fuera de las fronteras chinas.

Y es que la idea de fabricar dos cargadores idénticos pero con distinta potencia para cada uno de los mercados (el chino y el occidental) sería un coste extra para estos fabricantes que difícilmente podría justificarse. Otra opción sería que los fabricantes limitasen la potencia de sus variantes chinas, pero la legislación podría no permitir estos cargadores pese a dicha limitación.

En definitiva, lo más sencillo para un fabricante chino podría ser comercializar un único cargador inalámbrico de 50W y comercializarlo directamente en el mercado occidental. Todo esto es totalmente especulativo, y habrá que ver si esta nueva normativa traspasa los límites de China y acaba afectando al mundo entero.

También te puede interesar...