El mercado de los móviles cada vez cuenta con más variedad de modelos, y en ocasiones puede resultar complicado decantarse por uno. Sin embargo, parece que los consumidores en España están comenzando a tener en el punto de mira los teléfonos de gama media. De hecho, un reciente estudio de Samsung ha revelado que el 63% de las ventas de smartphones en este país cuentan con precios que rondan los 300 y 500 euros.

Noticias relacionadas

La gama media es una de las que más competencia tiene, en parte debido a que marcas chinas como Xiaomi o Realme pisan con fuerza al ofrecer productos con una buena relación calidad-precio. Por ese motivo, destacar en esta rama del sector puede resultar complicado, pero desde Samsung quieren competir por este trozo del pastel gracias a sus últimos lanzamientos de la serie Galaxy A.

Eduardo Rodríguez, director de marketing y ventas de la división de movilidad de Samsung Electronics Iberia, explica a OMICRONO la estrategia de la marca en la gama media, el comportamiento del mercado y cómo la pandemia por el coronavirus ha afectado a la compañía.

Samsung Galaxy A52 y Galaxy A72 Nacho Castañón Omicrono

La gama media es posiblemente la que más competencia tiene, ¿cuál es la estrategia de Samsung en España para esta línea de móviles?

Nuestra estrategia como líderes del mercado es, obviamente, encabezar también esta categoría. Es una parte del mercado de la telefonía móvil muy importante, ya que el 60% de los teléfonos que se venden en España son móviles que están en ese entorno, por debajo de los 400 - 500 euros aproximadamente.

Por lo tanto, obviamente es una parte del pastel de la telefonía móvil en el que Samsung quiere liderar como hemos estado haciendo estos últimos años, siguiendo un poco las mismas lógicas de la gama premium: buena tecnología, buenas prestaciones y buenos diseños con una experiencia de usuario de máximo nivel; que es lo que esta marca siempre ha trabajado y defendido.

¿Cómo está la situación de la compañía en España en la gama media? ¿Conoce las cifras de ventas?

Samsung es líder de mercado y, según los paneles oficiales con los que trabajamos, estamos moviéndonos en el 40% de cuota en esta gama media. La situación es muy positiva e interesante porque tenemos porfolio nuevo. Hemos renovado nuestra gama de producto desde el mes de noviembre, aproximadamente, con la entrada de móviles como el A42, A32 y el A12; y ahora los dos últimos lanzamientos, que han sido el A52 y A72. Tenemos por delante un escenario muy interesante y optimista para la compañía.

¿La gente en España sigue queriendo móviles de unos 200-250 euros o ha cambiado con los años? ¿Cómo se comportan los consumidores?

Va evolucionando. De hecho, hace unos años era muy diferente. En este momento hay que hablar de unidades y de valor. La mitad del negocio, en cuanto al valor, se produce en terminales de 600 euros (premium). La otra mitad ocurre por debajo de esa cantidad.

Es verdad que en España esa parte es muy elevada comparado con otros países de Europa, como en el norte del continente, fundamentalmente, donde el peso de los terminales premium es mucho mayor. O en Estados Unidos, donde gracias a las subvenciones de los operadores se venden sólo Samsung Galaxy S, Galaxy Note e iPhones.

Los grandes ganchos comerciales de la gama media siguen siendo la cámara, la pantalla y su tamaño, la batería y la memoria, tanto la RAM como la ROM.

En España, dentro de ese 50% del negocio, que corresponde a los móviles de menos de 600 euros, lo que sí ha habido es un movimiento hacia arriba. Cada vez más, y se ha notado tanto en telefonía como en tabletas, la gente quiere terminales con mejores prestaciones dispuestos a pagar algo más. Por lo tanto, se han ido desplazando los pesos y ahora mismo el más potente se mueve entre los 250 y 400 euros. Ya no hablamos de que la gente compre terminales por debajo de los 100 euros, por ejemplo.

Las marcas chinas como Xiaomi o Realme pisan con fuerza en la gama media, ¿cómo se está comportando el mercado? ¿Hay hueco para más compañías?

Lo que tienen que preguntarse ellos es si tienen espacio, porque desde luego nosotros estamos aquí para mantener nuestra posición. Consideramos que nuestros clientes quieren Samsung y tenemos una propuesta de valor interesante. Siempre ha habido hueco para otras marcas. De momento, los nuevos jugadores que entran en el mercado vienen a sustituir posiciones que ocupaban otros que han pasado a centrarse a otras líneas de negocio y eso es lo que les está abriendo esa oportunidad. Pero Samsung lleva 24 o 26 meses manteniendo una posición estable en esta categoría.

¿Sabe cuál es el perfil de comprador medio que adquiere sus gama media?

El que adquiere un gama media es un comprador muy pragmático, así lo tenemos segmentado. Son personas con edades entre los 25 y 65 años. En tema género, hay un 50/50 muy claro y hay otras categorías que pueden tener un enfoque que se decanta más por un género u otro. Pero hay una parte muy importante, la denominada generación Zeta, jóvenes de entre los 15 y 25 años, que cada vez se ven más atraídos por nuestros productos. Además, son los que más buscan pantallas grandes. En ese sentido, la gama cubre el 99% del espectro de la sociedad española.

Los Samsung Galaxy A52 5G, Galaxy A42 5G y Galaxy A32 5G. Nacho Castañón Omicrono

¿Cómo cree que se comporta el usuario a la hora de comprar un móvil?

Los grandes ganchos comerciales siguen siendo la cámara, y en esta gama media el estándar son las cuatro cámaras; la pantalla y su tamaño, se siguen buscando móviles en cualquier gama que tengan un panel por encima de las 6 pulgadas; la batería cada vez cobra más fuerza y ahora tienen que tener una capacidad de 5000 mAh porque si no el consumidor entiende que no aguanta todo el día; y cada vez se fijan más en la memoria, tanto la RAM como la ROM.

De hecho, 2020 fue el año de la generalización de los 128 GB en esta gama media cuando antes te encontrabas 16 y 32 GB. Además del 5G, que es un movimiento natural del mercado. En todos nuestros productos encuentras por encima de los 200 euros propuestas con esta tecnología de red, como el A32 5G, A42 5G, A52 5G… Hay una propuesta muy interesante con tecnología 5G en línea con el despliegue de los operadores.

¿Qué innovaciones tienen los nuevos móviles de gama media? ¿Qué se necesita para destacar en este sector tan competitivo?

Lo primero es tener unas grandes prestaciones. Son consumidores muy pragmáticos y buscan potencia en los productos, como buenos procesadores, memoria ROM, memoria RAM, buenas cámaras o una batería con 5.000 mAh. Pero sobre eso, hay que ofrecer una experiencia premium pero bajada al terminal gama media. Y en ese caso hay una diferencia entre todos los productos que, aparentemente a nivel de diseño y de acabado pueden ser muy similares, pero cuando coges un Samsung Galaxy y lo utilizas, detrás de eso está el poso de Samsung.

No hablo sólo de la interfaz del usuario, sino del rendimiento de ese producto: la optimización, la capa de seguridad que cada vez más es imprescindible y muy demandada por los usuarios que quieren ser dueños de sus datos, saber qué hace el teléfono con su información personal.

Nuestro mensaje para aquellos que se compran un Samsung es que no se tienen que preocupar por él durante los cuatro próximos años porque aseguramos la actualización.

A partir de ahí, esas soluciones que ya ofrecíamos en los Note se han bajado a la gama media, tenemos perfil seguro, y la fluidez, que el terminal no se quede enganchado y que corran las aplicaciones. Ahí hay una diferencia importante que los usuarios reconocen. Es verdad que requiere de uso, pero sigue siendo ese punto diferencial entre Samsung y la competencia.

Hablando más concretamente de la gama A, ¿valoran la inclusión de la carga inalámbrica en los mejores modelos de los Galaxy A?

Hemos empezado a meter toda la parte de carga súper rápida y ultra rápida. También hemos comenzado a añadir funcionalidades como la resistencia al agua y hay otra serie de prestaciones que seguramente y poco a poco, según se vayan popularizando más, como la carga inalámbrica u otras funcionalidades, se irán incorporando a la gama media. Eso sí, siempre buscando ese equilibrio de si el terminal tiene el punto de precio que el consumidor está dispuesto a pagar.

En esta categoría, ¿cuán importante es el acabado? 

El acabado es importante ya que es un elemento diferenciador en el punto de venta y permite, seguramente, conseguir que los clientes que no lo habían considerado en ese momento compren el teléfono. En Samsung cuidamos mucho los diseños y al final las campañas y lanzamientos tratan de resaltar lo que incorpora el terminal y lo que entra por los ojos.

Los colores también son importantes, como tener una gama de colores adaptada un poco a las modas y a las tendencias es algo que el consumidor también lo percibe muy bien. Por ejemplo, al final te encuentras que los modelos de magenta, rosa y púrpura se venden muy bien cuando están los tonos ajustados correctamente a la parte de moda. El color es muy personal y el éxito de estos que son muy diferentes, que no son el gris, el blanco y el negro, triunfan con independencia de la edad del consumidor.

Así son los últimos móviles de gama media Samsung Galaxy A. Nacho Castañón Omicrono

Samsung parece que está tomándose más en serio que nunca las actualizaciones, ¿eso será así también en la gama media y de entrada?

Sí. Nuestro mensaje para aquellos que se compran un Samsung es que no se tienen que preocupar por él durante los cuatro próximos años porque aseguramos la actualización. El equipo va a tener un soporte detrás y vamos a estar haciendo que el móvil funcione como el primer día y a incorporar todas las novedades de las aplicaciones y cualquier solución que se vaya implementando en los próximos años para que pueda correr sobre ese dispositivo. Es una de las grandes claves del éxito de la gama media de Samsung en este momento.

¿Qué futuro espera para la gama media?

Espero que cada vez más la gente se vea tentada a seguir comprando tecnología de calidad y con las últimas prestaciones. Cada vez los consumidores son más exigentes y demandantes, y siguen pidiendo a los fabricantes productos con las mejores prestaciones. Por lo tanto, siendo una categoría con un futuro muy brillante y en la que Samsung tiene un porfolio muy interesante, se continúa considerando que la categoría premium va a seguir siendo más relevante en este mercado porque así ha pasado en otros países de Europa. Cada vez más los consumidores quieren lo último y lo quieren desde el principio, que es cuando lanzas un producto flagship.

 Los mensajes para el 2021 empiezan a ser algo preocupantes por la Covid-19, ya que hay voces hablando de escasez de componentes para este año, pero por ahora estamos cumpliendo.

En un año tan difícil por el coronavirus, ¿cómo ha afectado la pandemia a la compañía, al sector y, concretamente, a esta gama media?

La pandemia nos ha afectado como a todos. Por un lado como compañía, a nivel transformación, nos hemos tenido que adaptar a unas nuevas circunstancias. Es verdad que la tecnología ha sido uno de los sectores que ha podido mantener esa velocidad de crucero que llevaba, con algún altibajo, pero fundamentalmente debido a la dificultad de realizar una buena planificación en los últimos meses.

Lo que ha traído la pandemia es mucha incertidumbre, porque ha habido un exceso de demanda en smartphones y de manera más acusada en otras categorías como tabletas, donde la demanda se ha multiplicado en determinados meses por dos. Prever eso, tener las líneas de producción tanto de componentes como de productos correctamente ajustadas y acertar es lo que ha sido difícil.

La gama media y alta se han comportado de la misma manera. En general ha sido un año bastante positivo, con algo de caída en la categoría de telefonía, pero un curso muy importante en categorías como tabletas, wearables o cascos inalámbricos. Cualquiera de estos elementos del ecosistema de Samsung han sido unos de los grandes beneficiados por la conectividad que ha exigido la pandemia.

Parte frontal y trasera del Samsung Galaxy A52 y A52 5G. Nacho Castañón Omicrono

A la hora de cubrir la gran demanda de móviles, ¿se ha notado la escasez de componentes por el coronavirus?

De momento, durante el 2020 no. En verano hubo algún problema en la parte de tabletas y portátiles, pero en donde Samsung no ha estado metido. Lo que no tenemos muy claro es cómo va a transcurrir el 2021. Lo cierto es que lo que necesitábamos el año pasado se ha cubierto.

Somos, en este caso más, un fabricante que controla y participa en toda la cadena de producción, desde el microprocesador, las pantallas, las memorias y el teléfono finalizado. Esto nos permite ser más robustos, constantes y regulares en nuestras demandas, con un sistema de gestión logística de los más punteros a nivel mundial.

Sin embargo, los mensajes para el 2021 empiezan a ser algo preocupantes, ya que hay varias voces hablando de escasez para este año, pero por ahora estamos cumpliendo. Toco madera.

Ya ha pasado un año de la pandemia y parece que poco a poco la cosa mejora. ¿Qué perspectivas de ventas hay de cara a este año?

Nuestra intención es recuperar los niveles de negocios que teníamos en 2019 y en eso es en lo que estamos trabajando. Dejaremos el 2020 como un año anecdótico y en este 2021 trataremos de recuperar el ritmo que veníamos teniendo desde hace dos años y continuar en ese nivel creciente.

Te puede interesar...