Una de las mayores críticas que recibieron los MacBook Pro M1 que llegaron hace meses a España fue, como siempre, la conectividad. Desde que Apple adoptó en sus ordenadores el USB-C como única conexión, no han sido pocas las personas que han estado criticando este hecho. Esto se resolvería en los nuevos MacBook Pro del año 2021.

Noticias relacionadas

Según una nota para inversores de Ming-Chi Kuo, el analista de TF International Securities, la futura renovación del portátil profesional de Apple no sólo se centrará en el diseño, sino que solucionará este eterno problema. Incluirá puerto HDMI y un lector de tarjetas SD.

Dos puertos que pasaron a mejor vida desde el año 2016, cuando Apple introdujo el USB-C en sus ordenadores portátiles haciendo que los usuarios dependieran únicamente de esa conexión y, además, de accesorios USB-C como dongles para aprovechar sus conexiones.

El MacBook Pro mejorará

Nuevo MacBook Pro con procesador Apple M1 Apple

Concretamente, serán dos los nuevos modelos de MacBook Pro que llegarán este año, en el segundo semestre del año 2021. "Algunos de los cambios prácticos dedicados a los usuarios serán el lector de tarjetas SD y el puerto HDMI". Aseguran que pese a la pandemia, las ventas de los MacBook Pro aumentarán "entre un 25 y un 30%, a 20 millones de unidades enviadas en el 2021".

No es ni mucho menos el primer rumor que escuchamos sobre esto; ya se lanzaron premisas similares con el MacBook Air, que no solo recuperaría el puerto de tarjetas SD, sino también la conexión imantada MagSafe que desapareció con la renovación de la gama de ordenadores de Apple. Es de esperar, por tanto, que ambos modelos de portátil compartirían esta renovación de puertos.

De nuevo, se especula con renovaciones de diseño agresivas, con nuevos procesadores de la gama M para MacBook y pantallas mini-LED. También se habla de un cambio drástico de diseño, que pasaría por eliminar la Touch Bar de los modelos Pro debido a su poco uso y al costo de manufacturación que esta tiene.

Y es que la inclusión del USB-C en los MacBook fue celebrada y criticada a la vez, ya que aunque es una conexión que realmente es útil y facilita las cosas, Apple centró la experiencia de usuario en ellos, obligando al comprador a pasar por accesorios de terceros para ampliar la conectividad de su portátil. Con este añadido, los profesionales podrán tener mejores alternativas de conexión, sin tener que depender de estos accesorios.

También te puede interesar...