Este año se presentó en España una nueva marca de relojes inteligentes: Zepp; puede que no te suene, pero si hablamos de Amazfit la cosa cambia. Detrás de Zepp está Huami, el responsable de los relojes de fitness Amazfit, y por lo tanto no ha salido de la nada.

Noticias relacionadas

Pero que la relación con Amazfit no nos engañe; los modelos de Zepp están dirigidos a un público diferente, que prefiere una experiencia premium por encima de funcionalidades de fitness.

El Zepp E que pudimos probar representa el punto de entrada para la marca, un modelo que recuerda claramente al Apple Watch en aspecto y funcionalidades; pero el verdadero tope de gama es el Zepp Z, que por 349,90 euros se presenta como una alternativa más lujosa a los relojes inteligentes que dominan el mercado.

Así es el Zepp Z

  • Dimensiones - 45,9 x 45,9 x 10,75 mm
  • Peso (sin correa) - 40 gramos
  • Materiales - Aleación de titanio
  • Correa - De cuero marrón y 22 mm.
  • Resistencia al agua - 5 ATM (50 metros de profundidad)
  • Pantalla - AMOLED
  • Tamaño de pantalla - 1,39 pulgadas
  • Resolución - 454 x 454 píxeles
  • Brillo - 550 nits máximo
  • Gama de color - 100% NTSC
  • Capacidad de batería - 340 mAh
  • Carga - Inalámbrica, cargador magnético incluido
  • Duración de batería - Aproximadamente dos semanas
  • Sensores - Sensor óptico de salud BioTracker 2, Sensor geomagnético, giroscopio, de presión del aire, capacitivo, acelerómetro, de luz ambiente.
  • Conexión - Bluetooth 5 BLE
  • GPS + GLONASS
  • Micrófono incorporado

Elegante y clásico

El Zepp Z es un reloj inteligente que apuesta por una experiencia muy diferente a la de los Amazfit o incluso el Apple Watch, y eso es evidente en cuanto nos lo ponemos y apretamos la correa de cuero, que normalmente es una costosa opción en otros relojes y aquí es el estándar.

Eso es sólo el principio. El reloj está fabricado en aleación de titanio, con un acabado excepcional; no se han escatimado en gastos, incluyendo grabados y un pulido diferente en cada parte del reloj que se aprecia fácilmente pero que no llega a distraer.

El Zepp Z es un reloj para presumir Adrián Raya Omicrono

Y es que este es un reloj para presumir, y con sus 46 milímetros de diámetro, no nos será muy difícil conseguirlo. Llama la atención de cualquiera que nos vea, y casa perfectamente con nuestro fondo de armario; pero al mismo tiempo, no llega a ser extravagante, especialmente apagado.

Es cierto que el Zepp Z puede ser demasiado grande para algunas personas, especialmente si somos de muñecas finas, pero no es molesto ni pesado; con sólo 40 gramos de peso, realmente no se nota que lo llevamos.

El diseño de los botones es justo el que podríamos esperar de un reloj tradicional, incluida una corona que no solo podemos girar, sino también pulsar como un botón. Sin embargo, no podemos usar la corona para pasar por los widgets del reloj, y sólo la podemos usar para los menús.

Por lo tanto, pese a tener tres botones, tenemos que seguir usando la pantalla táctil para explorar las opciones del reloj, incluyendo el acceso al menú rápido (deslizando desde arriba) con funciones como las de linterna y modo cine, y el acceso a las notificaciones (deslizando desde abajo).

El Zepp Z tiene tres botones, pero sólo dos funcionan por ahora Adrián Raya Omicrono

He dicho que el Zepp Z tiene tres botones, pero en realidad sólo puedes usar dos. En realidad, el botón superior no se puede pulsar como los otros dos, y al principio pensaba que era un botón falso, puesto ahí sólo para cumplir las leyes de la simetría. Sin embargo, Huami afirma que ese botón en realidad es una "tecla de salud" que en el futuro nos permitirá activar una función relacionada con la salud como el medidor de ritmo cardíaco; la actualización que activa el botón aún no ha llegado, así que por ahora, es inútil.

Limitado pero cumple

El Zepp Z opta por una interfaz desarrollada por Huami, así que no disfruta de las posibilidades que sistemas operativos como Wear OS o Tizen ofrecen en otros relojes inteligentes.

Aún así, este reloj cumple las funciones básicas que podríamos esperar de cualquier reloj inteligente, en combinación con la app oficial que deberíamos instalar en nuestro teléfono. De hecho, el Zepp Z depende especialmente de la app, por lo que debemos asegurarnos de instalarla en nuestro dispositivo y configurarla correctamente.

El Zepp Z cuenta con una variedad de esferas Adrián Raya Omicrono

Dependiendo de la esfera que usemos, el Zepp Z muestra una variedad de datos; la esfera instalada por defecto es tradicional, como nos podíamos esperar, mostrando un reloj analógico junto con tres pequeños indicadores que podemos cambiar a nuestro gusto. Por ejemplo, podemos hacer que muestre nuestro contador de pasos, nuestro ritmo cardíaco, el nivel de batería, la predicción meteorológica, los rayos ultravioleta o la humedad.

La mayoría de esferas incluidas permiten al menos ese nivel de personalización, con variaciones; las hay que tienen un reloj digital y optan por mostrar más información, por ejemplo. Pero ahí se acaba; no podemos ni siquiera cambiar los colores usados, o usar imágenes personales de fondo, por ejemplo. Desde la app del móvil podemos acceder a la tienda de esferas de Huami, donde encontraremos más alternativas; incluyendo una opción que nos permite crear una esfera muy básica con una foto personalizada.

Esa es la tónica general del software de este reloj: no echaremos nada en falta, pero si buscamos algo más no lo encontraremos. Por ejemplo, el Zepp Z es capaz de recibir alertas de aplicaciones, lo que nos permite leer mensajes de WhatsApp en el reloj, además de otras apps como Telegram o Twitter. Pero no podemos responder a estos mensajes directamente en el reloj, ni enviar audios.

El Zepp Z ha recibido varias actualizaciones, incluyendo una con Alexa Adrián Raya Omicrono

Esto último es llamativo porque el Zepp Z cuenta con micrófonos; de hecho, una de sus funciones más originales es la compatibilidad con Alexa, que acaba de llegar a España en forma de actualización para todos los dispositivos. Lamentablemente, por el momento sólo está disponible en inglés, y no soporta el español ni otros idiomas. Se espera que una futura actualización OTA permita el uso de Alexa en español, pero por el momento, Huami no ha podido dar una fecha concreta.

Tecnología que necesitas

Que el software del Zepp Z esté algo limitado no significa que este reloj no esté hasta arriba de tecnología. Recordemos que Huami pretende enfrentarse a rivales como el Apple Watch, y por lo tanto, no podía quedarse muy atrás en funcionalidades.

En ese sentido, el Zepp Z no decepciona. Contamos con un medidor de ritmo cardíaco, que funciona constantemente y por lo tanto es capaz de registrar todos los cambios a lo largo del día. También es capaz de registrar nuestro sueño, permitiéndonos compararlo con la gráfica de ritmo cardíaco para comprender mejor cómo ha cambiado nuestra manera de dormir. Parece ser un sistema que aprende del usuario: los primeros días fallaba mucho (especialmente detectando la hora a la que me acuesto), pero ya es capaz de detectar mi sueño con precisión.

El medidor de ritmo cardíaco del Zepp Z siempre funciona en segundo plano Adrián Raya Omicrono

El Zepp Z también cuenta con un medidor de saturación de oxígeno en sangre, una de las funciones estrella del nuevo Apple Watch Series 6 pero que ya habíamos visto en otros relojes inteligentes. En el Zepp Z, funciona igual de bien.

Lamentablemente, lo que no encontrarás en este reloj es soporte de electrocardiogramas (ECG), pero no por limitaciones técnicas. En realidad, la versión de este reloj que se vende en China ya cuenta con esta función estrella del Apple Watch, que ha salvado ya muchas vidas; pero la necesidad de obtener licencias en el resto del mundo complica el lanzamiento en España.

Por eso, es algo confuso que la función de ECG aparezca en la app oficial de Zepp, pese a que no funciona, y además en la pantalla principal. Si el usuario no puede usarla, no tiene mucho sentido que ocupe ese espacio tan importante, poniéndonos la miel en los labios.

El Zepp Z trae un cargador inalámbrico Adrián Raya Omicrono

Siendo un reloj del fabricante de Amazfit, podemos esperar opciones para fitness, pero al menos inicialmente, no hay muchas. La cantidad de ejercicios disponibles es muy limitada, y aunque sin duda alguna puede ser una gran ayuda, este reloj no está pensado para hacer ejercicio de manera seria. Sí que disfrutamos de funciones como el GPS integrado, capaz de registrar nuestros recorridos para un análisis posterior.

Un clásico para siglo XXI

El Zepp Z es un reloj inteligente como pocos. Al priorizar el estilo y el diseño sobre otras consideraciones, Huami atraerá a unos usuarios muy diferentes a los de relojes de fitness o incluso a los del Apple Watch.

Y eso es bueno. Durante demasiado tiempo, los relojes inteligentes han sido creados pensando exclusivamente en entusiastas de la tecnología, y no tanto para el usuario medio. Con una elección de materiales exquisita y un diseño clásico, el Zepp Z apela a quienes no se conforman con cualquier cosa.

Zepp Z Adrián Raya Omicrono

Ya es evidente que el punto débil del Zepp Z es el software, pero en ese sentido debemos aclarar que Huami no se ha quedado quieta. En las dos semanas que llevo usando este reloj ya he recibido dos actualizaciones, la última añadiendo la posibilidad de usar Alexa con nuestra voz. Eso demuestra un verdadero ánimo por seguir ofreciendo soporte a este reloj, y así desvelar su verdadero potencial, como con el tercer botón o el ECG.

El Zepp Z está disponible por 349,90 euros en la página oficial de Zepp.