iPhone 11

iPhone 11 Paolo Álvarez

Hardware

En qué debes fijarte antes de comprar un móvil: olvídate de comparar sus especificaciones

Comprase un móvil siempre es complicado pero, qué puntos clave son los importantes antes de tomar la decisión. 

Noticias relacionadas

Vas a una tienda. Quieres comprar un móvil y tienes una idea muy clara: comprar el mejor móvil, con las mejores especificaciones, para tenerlo todo y que no te falte de nada. Así el móvil durará mucho más y ya de paso dará para presumir. ¿Verdad? Esta es una idea que siguen muchas personas, y no podría estar más equivocada.

Suena contundente, pero es así. No somos pocos los que razonamos en algún momento de nuestra vida que la lista de especificaciones prima por encima del resto de cosas. Sin embargo esta retahíla de especificaciones es importante pero no es clave antes de comprar un smartphone.

No todos los smartphones son iguales y tampoco lo son las personas. Habrá que pensar primero las necesidades de uso, cámara, batería, usabilidad... No por tener el teléfono con mejores números cubriremos todos los aspectos clave que queremos en un móvil a la hora de usarlo. 

La lista de especificaciones es tramposa

iPhone 11.

iPhone 11. Paolo AC

Para abordar bien el tema, hay que entrar en harina. Y qué mejor forma de hacerlo que comparando 2 listas de especificaciones completamente dispares para analizarlas. Los candidatos que elegiremos serán el iPhone 11 más básico y el Asus ROG Phone 2, el que es posiblemente el smartphone Android más potente del mercado.

El Asus tiene sobre el papel un procesador con un núcleo más potente, más memoria RAM, una pantalla más grande y con mayor resolución, así como cámaras con mayor número de megapíxeles. De este modo, a simple vista, todo apuntaría a que el ROG Phone 2 es el absoluto vencedor de este particular duelo... pero todo lo contrario. El problema radica en que las especificaciones no reflejan la realidad.

ASUS Rog Phone 2

ASUS Rog Phone 2 Iván Linares

De base, partimos con la idea de que hablamos de un iPhone y un smartphone Android. Son experiencias completamente distintas y esto ya debería ser un indicativo; hay usuarios que prefieren iOS y otros Android, y es el comprador el que debe tener en cuenta eso, ya que puede sentirse más agusto o más atrapado en un sistema u otro.

Por otra parte, el Asus ROG Phone 2 supone una experiencia completamente distinta no solo ante el iPhone 11, sino ante todos los smartphones Android actualmente. Porque estas especificaciones están pensadas para un público específico: el gamer, el que juega a videojuegos. ¿Tú eres un usuario que juega todos los días con el teléfono?

El móvil de Asus tiene añadidos como gatillos hápticos para shooters, una pantalla de altísima tasa de refresco para mayor fluidez en estos títulos y una batería para poder exprimir el aparato hasta sus últimas consecuencias. En otros apartados palidece ante el iPhone; por ejemplo, las cámaras no están a su altura y esto permea a todos sus variantes, ya sea fotografía o vídeo.

Ni siquiera la experiencia en cuanto a especificaciones es la misma. Por ejemplo, la memoria RAM; mientras que el ROG Phone 2 monta unos bestiales 12 GB de memoria RAM, el iPhone 11 se queda en 4. El caso es que iOS maneja de forma muy distinta la memoria RAM a Android, por lo que la experiencia de uso sería como mínimo similar, aunque la memoria del Asus triplique la del iPhone.

¿Qué necesitas en un smartphone?

iPhone 5

iPhone 5 Neilpcronin Wikipedia Commons

Como hemos dicho, un smartphone no es igual a otro por mucho que compartan especificaciones. Uno puede tener un software distinto, una pantalla distinta o añadidos distintos como por ejemplo el S-Pen en los Samsung Galaxy Note 10. Pero es más importante aún determinar qué buscas en un smartphone.

Pongamos otro ejemplo, volviendo a los iPhone 11 y Asus ROG Phone 2. Pongamos que buscas un smartphone con una gran batería; en ese caso tu opción sería la alternativa de Asus. Pero por otra parte le das mucha importancia a la cámara. La opción, ahora, sería sin dudarlo el iPhone -sin contar alternativas como los Pixel 4, por ejemplo-.

Es al final del día cuando tu uso determinará el smartphone que necesitas. ¿Necesitas un teléfono simple para mirar 4 redes sociales? No necesitas ni muchísimo menos un smartphone de gama alta y puedes optar por alternativas de gamas más intermedias. ¿Precisas de una grabación de vídeo extraordinaria? El iPhone es tu mejor alternativa. ¿Quieres una experiencia multimedia superior? Las propuestas OLED de Samsung son lo mejor.

Tenemos que analizarnos a nosotros mismos y razonar para qué usaremos el smartphone. Quizás, por mucho que la lista de especificaciones no acompañe a los smartphones de Cupertino, requieras un iPhone por sus ventajas. Quizás no, y quieras optar por una experiencia más abierta en Android. O quizás y solo quizás precises beneficios muy específicos, como la carga rápida extrema, en cuyo caso Realme es una grandísima alternativa.

Entonces, ¿en qué debes fijarte a la hora de comprar un móvil? En ti, simple y llanamente, además de la información que recojas y absorbas a la hora de realizar investigaciones para decidir qué smartphone te gusta más. Un desembolso de dinero tan grande no debería basarse en unos simples números que, en un momento dado, pueden no significar nada para ti. Y eso es lo más importante.