Hardware

Los móviles clave de 2020 costarán la mitad: Samsung y Apple lo demuestran

El 2020 será el año en el que los móviles baratos serán los protagonistas. Éstas son las principales razones.

Noticias relacionadas

Los teléfonos móviles se han convertido en piezas imprescindibles en el día a día de miles de millones de personas de todo el mundo. Decenas de compañías son conscientes de ello e intentan vender sus mejores modelos del mercado, aunque están comenzando a modificar su estrategia.

Hasta hace bien poco, firmas como Apple o Samsung centraban la mayoría de sus esfuerzos en dar a conocer sus buques insignia, sus móviles de más de 1.000 euros, mientras que dejaban en un segundo plano sus móviles más humildes. 

Esa tendencia ha empezado a cambiar durante el pasado año 2019 y, quizás, 2020 sea el año en el que los smartphones baratos tomen aún mayor relevancia. A continuación las razones de peso que nos hacen pensar que éste será su año.

El año de los móviles baratos

Hace unos días os contábamos en OMICRONO que el iPhone XR fue el smartphone más vendido de 2019 en todo el mundo según los datos de Counterpoint. Para que os hagáis una idea, 3 de cada 100 teléfonos vendidos en todo el mundo eran iPhone XR.

Counterpoint

Después, en segundo y tercer lugar se encuentran los Samsung Galaxy A10 y A50, ambos pertenecientes a la gama media de la empresa surcoreana. Y ahí es donde reside el quid de la cuestión, la verdadera gallina de los huevos de oro no son los terminales premium, sino los gama media.

Como era de esperar, Apple también se ha dado cuenta y ya está preparando dos nuevos iPhone baratos para 2020, de los que, por cierto, ya sabemos bastantes características gracias a una filtración reciente.

El ejemplo de Samsung

OMICRONO ha podido reunirse con Samsung para saber más sobre cómo acabó la firma el 2019 y sus aspiraciones para 2020. Durante el encuentro, Celestino García, Vicepresidente corporativo de Samsung Electronics Iberia, habló sobre la importancia creciente de la gama media y dejó sobre la mesa muchos datos interesantes sobre el mercado de la telefonía en España.

Uno de ellos es que los terminales de gama media son los más vendidos en España y,  con mucha diferencia. En concreto, el 83 % de los teléfonos vendidos tienen un precio inferior a los 600 euros, con lo que la compañía surcoreana ve así un respaldo a su estrategia. Y es que en 2019 Samsung decidió renovar su gama A y darle una mayor relevancia, puesto que marcas como Xiaomi estaban arrasando en dicho rango de precio, mientras que Samsung perdía clientes.

Un cambio que no les ha salido nada mal. La gama media de Samsung ha resultado ser todo un éxito, puesto que según los datos de noviembre de GFK, el Galaxy A50 ha sido el teléfono más vendido de 2019 en España, seguido por el Galaxy A40 y el A70, en segundo y quinto lugar respectivamente.

Ante esto, Samsung no ha perdido el tiempo y ha empezado 2020 anunciado dos nuevos integrantes de la gama media, los Galaxy A51 y A71, que costarán 369 y 469 euros respectivamente.

La guerra de la calidad y precio

Las cifras de GFK sobre el mercado español no engañan: solo una minoría de españoles opta por comprarse un smartphone caro. Según la consultora, solo un 17 % de los teléfonos vendidos en España cuesta más de 600 euros, mientras que el 83 % tienen un valor inferior a esos 600 euros.

Y sus razones tienen, desde luego. Hace unos años existía una diferencia abismal entre los teléfonos caros y los baratos, sin embargo, ahora la situación es bien distinta. Esa diferencia ha desaparecido, ya que por apenas 300 euros podremos tener un móvil potente, con una cámara muy decente y rebosante de tecnología punta.

Como ya os hemos comentado, Samsung y Apple son conscientes de la situación y están centrándose más en teléfonos baratos. Eso sin olvidarnos de marcas como Xiaomi o realme, que actualmente mantienen una guerra abierta para ofrecer los mejores teléfonos relación calidad/precio.

Así que, sí, creemos que 2020 será el año en el que los móviles baratos por fin serán los protagonistas, algo que hasta ahora quedaba prácticamente reservado a los smartphone premium.