iPod original.

iPod original. 512 Pixels.

Hardware

Un iPod de récord: fue desarrollado y lanzado en sólo nueve meses

El iPod revolucionó la industria de los dispositivos de audio. Pero también fue un auténtico récord, llegando a nuestras manos en menos de un año.

Noticias relacionadas

Los que ya tenemos unas canas en nuestra cabellera recordamos al iPod original. Si algo ha sabido hacer Apple con los años es revolucionar el mercado con diversos productos, ya sea innovando con sus propias ideas o adaptando otras ya existentes y moldeándolas a su gusto. Y este reproductor de música fue una auténtica revolución.

Se apostó por un formato digital, con un tamaño compacto alejado de los lectores de CD y los primeros dispositivos de escucha de música digital que no eran precisamente pequeños. Este pequeño fue lanzado en 2001 y además de ser un aparato increíble para la época, también marcó todo un récord para su diseñador, Tony Fadell.

El propio Fadell asegura que el iPod original, o también conocido como el aparato que hizo posible tener 1.000 canciones en el bolsillo, se desarrolló y lanzo al mercado en una cifra récord: tan solo 9 meses.

El diseñador del iPod asegura que se creó en tiempo récord

Primero, necesitamos algo de historia. El usuario de Twitter que postea esta captura es Patrick Collison, CEO de la empresa Stripe, el cuál ha creado una serie de eventos a modo de calendario con los momentos más importantes del desarrollo del iPod original. Esta es la timeline traducida al español, la cuál sucedió en el año 2001:

  • Enero (semana 1): primera llamada por parte de Apple.
  • Enero (semana 3): primera reunión con Apple.
  • Enero (semana 4): Fadell se convierte en el consultor externo liderando la investigación del iPod. Nombre en clave, P68. No había ni prototipo, ni diseño ni nombre siquiera.
  • Marzo (semana 3): el proyecto recibe el visto bueno de Steve Jobs tras planteárselo.
  • Abril (semana 2): Fadell se convierte en empleado a tiempo completo.
  • Abril (semana 3): Fadell encuentra un fabricante en Taiwán, Hong-Kong.
  • Mayo (semana 2): se contrata al primer empleado del equipo.
  • Octubre (semana 4): se presenta oficialmente el iPod.
  • Noviembre (semana 1): se lanza oficialmente el iPod.

Desde luego, el desarrollo del iPod fue cuanto menos peculiar; en apenas 9 meses se desarrolló y lanzó el que sería nombrado y vendido como el producto capaz de darte 1.000 canciones en el bolsillo. Pero nos estamos limitando a una serie de hitos en el calendario; ¿cómo demonios consiguió Fadell desarrollar un producto así en tan poco tiempo?

Toshiba al rescate y una cultura de trabajo sana

iPod.

iPod. Unsplash Ruijia Wang

No, no fue esta vez la magia de Jony Ive la que se encargó de hacer esto posible. Apple no es una empresa cualquiera; en el momento en el que Steve Jobs volvió a la empresa allá por el año 97 tras abandonar la empresa por los 80, Apple adoptó una cultura de trabajo corporativa. Adiós a las jerarquías, adiós a la burocracia y a detalles que lastren procesos: la clave estaba en agilizar los eventos.

Gracias a esta cultura no hubo distintos equipos que se tuvieran que comunicar o numerosos procesos divididos entre estos que ralentizaran el lanzamiento del iPod. Esto permitió a un joven Fadell y a Jon Rubinstein, otro de los hombres clave en el desarrollo del iPod (y del iMac) que pudieran lanzar el dispositivo de forma tan rápida.

No obstante, hablamos de los inicios del año 2000. Rubinstein ya había recibido el encargo del desarrollo de este aparato (o la idea de este). Mientras Fadell y Rubinstein se dedicaban a investigar cómo fabricar el iPod, Jony Ive se dedicaba a desarrollar prototipos.

iPod original.

iPod original.

Quizás sería correcto decir que quién salvó al iPod no fue Jony Ive, sino Toshiba. La firma japonesa mostró a Rubinstein un disco duro de 1.8 pulgadas con una capacidad de 5 GB. Por aquel entonces lo estándar eran las 2.5 pulgadas y un tamaño tan compacto con tanta capacidad era la solución perfecta para Apple. Porque, obviamente, el almacenamiento iba a ser un aspecto clave en la experiencia de uso del iPod.

Gracias a este hecho, Apple lo tuvo mucho más fácil para lanzar el iPod sin verse obligada a meter un disco duro diminuto en el que cupiesen apenas una docena de canciones o añadirle un carísimo disco duro externo (que atentase contra el propósito mismo del iPod). Como se suele decir en estos casos, el resto es historia.

Via | Redmond Pie / iMore

Más info | Spectrum