Hardware

Xiaomi ahora también vende monitores, incluyendo uno curvo de 34 pulgadas

Noticias relacionadas

Xiaomi sigue expandiéndose a marchas forzadas a todo tipo de sectores; su marca está apareciendo en más productos que nunca, y lo más importante es que algunos incluso están saliendo de su mercado local en China.

Los productos de Xiaomi destacan por ofrecer un cierto nivel de calidad, pero con un coste inferior al habitual; y podemos decir que esa máxima también se cumple con la primera generación de monitores.

Por el momento, estamos ante sólo dos modelos, pero muy diferentes entre sí; el más barato es de 23,8 pulgadas, que se queda algo pequeño frente al de 34 pulgadas curvo.

Estos son los monitores de Xiaomi

El modelo de 34 pulgadas es, sin duda alguna, la estrella; por eso no es de extrañar que tengamos más información. El Mi Surface Display 34 es un monitor "ultrawide", es decir, que es mucho más ancho que alto, en una proporción 21:9.

Los monitores ultrawide son cada vez más populares, al ofrecer más espacio a los lados que puede ser aprovechado tanto para tareas de escritorio (manteniendo dos ventanas completas abiertas al mismo tiempo, por ejemplo) como para videojuegos. En este último caso, muchos jugadores prefieren el campo de visión adicional que proveen estos monitores.

Además, este modelo es curvo, con una curvatura de 1500R; por lo tanto, al sentarnos delante podremos sentir cómo nos "envuelve"; aunque esto no es del agrado de todo el mundo, claro.

Este monitor tiene una resolución de 3440 x 1440 píxeles; Xiaomi lo llama "gaming" principalmente gracias a su tasa de refresco de 144 Hz, mayor de lo habitual. Además, es compatible con AMD FreeSync, pero no con Nvidia G-Sync.

Llama la atención que la gama de color es del 121% sRGB, por lo que deberíamos disfrutar de unos colores vivos y detallados. Según Gizmochina, Xiaomi no ha especificado quién fabrica este panel, pero filtraciones de China indican que es de Samsung; por lo tanto, es poco probable que sea un panel IPS, y apostaríamos a que es un panel VA, posiblemente con tecnología "quantum dot".

En cuanto al modelo de 23,8 pulgadas, no hay muchos datos al respecto, aunque por fuera parece muy parecido a su hermano mayor. Ambos tienen una peana que permite ajustar la pantalla, incluso rotándola; esta peana está unida magnéticamente con el monitor, por lo que la instalación debería ser sencilla.

El modelo de 34 pulgadas curvo costará 2.499 yuan, unos 318 €; es un precio muy atractivo para un monitor de estas características. Por su parte, el modelo de 23,8 pulgadas costará 1.999 yuan, unos 255 €. Ambos estarán disponibles el 21 de octubre, aunque aún no hay información de su posible lanzamiento fuera de China; en cuyo caso, tendremos que depender de tiendas de importación para conseguirlo.